en General

NIL BOHIGAS

Hace unas pocas fechas, el pasado 13 de junio, nos dejó Nil Bohigas, alpinista y explorador catalán que deja para el recuerdo ya infinito, un legado impresionante de vivencias por las montañas del mundo.
Cuando alguien muere terminan muchas cosas, pero no todas. La persona se va físicamente pero nos queda su recuerdo y este, no muere jamás.
Nil vivió una vida plena y llena de aventuras que no sólo le cautivaron a él, sino a todos los incondicionales que seguimos su historia.
Nil comenzó a escalar desde muy jovencito. Se hizo socio de la UEC de Gràcia, su barrio natal. En seguida comenzó a destacar abriendo grandes rutas en Montserrat y los Pirineos, y repitiendo grandes rutas de los Alpes.
Barcelona, Catalunya, los Pirineos, los Alpes…. se le fueron quedando pequeños, y en 1981 forma parte de una expedición de alpinistas y escaladores catalanes que se proponen escalar el virgen espolón del Saraghrar Peak, un 7.000 dificilísimo situado en el Himalaya. Nil, Enric Lucas y Joan López lo escalan hasta alcanzar una cima virgen de la montaña. ¡Una proeza extraordinaria!.
En 1983 forma parte de la expedición catalana al Everest por la vertiente norte. El mal tiempo les para a 8.300 metros. Sin cumbre, Nil piensa que un día u otro la cumbre cederá.
Otoño de 1984, ¡su gran año!. Nil Bohigas junto a su inseparable Enric Lucas se atreven con la sur del Annapurna, y escalan una ruta directa de gran dificultad en completo estilo alpino y jamás repetida, que les lleva hasta la cumbre central, de más de 8.000 metros. Esta famosa escalada da la vuelta al mundo, y tanto Bohigas como Lucas son reconocidos como dos de los mejores alpinistas del mundo. Y ambos tienen veintipocos años y todo un futuro por delante.
En 1985 ambos vuelven al Everest, y pese a alcanzarse la cumbre ninguno de los dos llega al punto más alto.
Es en 1988 cuando Bohigas alcanza el Everest y posteriormente logra un vuelo memorable en parapente desde los 7.300 metros de altitud.
Nil fue un experto en parapente y logró hacer realidad grandes vuelos desde la cima de muchas montañas del mundo.
Dos expediciones al frío Norte Canadiense junto a su hermano Néstor para poder escalar en el Monte Asgard, le descubren los hielos y los rigores del Ártico.
Las cortas noches de luna llena, las auroras boreales, las nieves perpetuas…. enamoran completamente a Nil, que casi inmediatamente decide partir aún más hacia el norte.
Allí nace el sueño del Polo Norte, pero antes tiene que entrenar, saber, comprender los secretos que encierra la capa de hielo congelada encima de las aguas del Oceano Glacial Ártico.
Primero se entrena en el Polo Norte Magnético y cuando descubre todos los secretos parte hacia el Polo Norte Geografico. Estamos en 1992.
No alcanza su objetivo por muy poco, pues una canal de agua de varios kilómetros de anchura le hace abortar su objetivo. Su aventura polar en solitario es impresionante, pues son pocos los que han intentado alcanzar el Polo Norte en solitario.
Después de esta expedición, Nil se aparta un poco de los grandes viajes y crea su propia empresa dedicada a la organización de eventos, así como algunas competiciones deportivas. Nil es el padre del Raiverd, una de las primeras carreras que se celebraron en España.
Fue pionero en muchas cosas, un artista un maestro, un visionario y un grandísimo alpinista. El no llegó al Polo por muy poco, pero cuando yo crucé Groenlandia le dediqué mi travesía y después le mandé mi libro. Se cerraba un circulo que el habia iniciado y yo terminado.
Me faltan palabras y me sobra dolor, y siento que algo se fue para no volver.
Nil, allí donde estés espero que seas feliz. Los que aquí quedamos te recordaremos siempre.

ADÉU, AMIC!.

  1. Grans paraules,per algu com en Nil que sempre seguira entre nosaltres.

Los comentarios están cerrados.