en Editoriales revista Desnivel

Walter Bonatti, las razones de un mito

Pocos personajes del alpinismo han dejado una huella tan profunda tanto en su generación como en las siguientes como Walter Bonatti.

Walter Bonatti ©Darío Rodríguez/desnivel.com

Walter Bonatti ©Darío Rodríguez/desnivel.com

Es curioso, si se tiene en cuenta que “abandonó” el alpinismo a los 35 años de edad después de “solo” 16 años de intensa actividad.

¿Qué es lo que ha hecho de Walter Bonatti un personaje tan importante en nuestro deporte cuyo legado tantos alpinistas desean seguir?

Se trata de una pregunta más interesante aun cuando Bonatti, desde que abandonó el alpinismo, acudió a poquísimos actos relacionados con nuestro deporte. No importaba lo que se le quisiera pagar.

Fue fiel a su despedida: siguió nuevos caminos y, sobre todo, disfrutó de su relación con su gran amor, la actriz italiana Rossana, sin mirar atrás, ni añorar lo que había sido.

Muchos pensaran al conocer esta “alergia” de Bonatti a los actos sociales que era alguien huraño, antipático y asocial. Todo lo contrario: era absolutamente encantador, extrovertido, afable,  buen conversador, excelente comunicador…

Alejarse del mundo del alpinismo era una decisión consciente, con la que fue coherente, que no le impedía, cuando volvía a encontrarse en él, disfrutarlo intensamente como lo había hecho en su juventud.

Vuelvo a mi pregunta inicial ¿porqué esté hombre que hace 45 años dejó el alpinismo ha seguido siendo un personaje tan clave, un mito, para todas las generaciones?

Desde luego que con sus escaladas cruzó límites considerados en su época imposibles. Recorrió nuevos caminos con unos medios y un material muy precario, arriesgando y sobre todo renunciando siempre al uso de técnicas que hacen posible, entonces y ahora, cualquier ascensión, hasta el punto que, casi todas ellas, hoy en día, siguen manteniendo su prestigio y dificultad.

Pero hay enseñanzas más importante que nos ha aportado Bonatti, el gran alpinista clásico.

Fue un hombre libre, que siempre trazó su destino. Honesto. Jamás entendió la mentira y por eso lucho durante ¡cinco décadas! contra la verdad oficial de lo ocurrido en el K2.

Con todo ello nos transmitió unos valores que son los que reconocen jóvenes y mayores. Unos valores que siempre mantuvo abandonando el alpinismo antes que traicionarse.

Fue una persona tan fiel a sus principios que cuando estimó que posiblemente lo que haría a partir de ese momento sería repetirse decidió seguir nuevos caminos en los que también encontró la felicidad. Su sonrisa lo revelaba. Ese fue su gran triunfo.

(Publicada en el número 303 revista Desnivel –Octubre 2011- )

Walter Bonatti en la Librería Desnivel ©Darío Rodríguez/desnivel.com

Walter Bonatti en la Librería Desnivel ©Darío Rodríguez/desnivel.com

Walter Bonatti entrega a Messner el Piolet de Oro en 2010©Darío Rodríguez/desnivel.com

Walter Bonatti entrega a Messner el Piolet de Oro en 2010©Darío Rodríguez/desnivel.com

Walter Bonatti en el Monte Cervino en 1965 ©Colección Walter Bonatti

Walter Bonatti en el Monte Cervino en 1965 ©Colección Walter Bonatti