en General

CUMPLE VIAS

Muchos escaladores que llevan poco tiempo por este mundillo quizá piensen que las vías de escalada deportiva crecen como las setas -por la lluvia- o que es el ayuntamiento de un lugar quien en vez de poner columpios coloca vías de escalada. Equipar es duro, pero a quien nos gusta olvidamos pronto lo molido que te quedas tras una jornada dándole al garrote o como dice mi amigo Javier Morales no nos surgen dudas del patrimonio invertido y del chalet que tendríamos si no hubiéramos empleado tanto en _bba6152lowhierro. Bueno, el caso es que hace relativamente poco hice cuentas de cuantas vias más o menos llevaba equipadas. Salían alrededor de 459 vías…un dato no preciso del todo, porque no son cosas que uno lleve apuntadas y me tuve que poner a remover datos, croquis, recuerdos…En fín saqué ese número. Como la semana pasada equipé otra vía más, pues cuando llegué a casa “Feliz 460 vías equipadas” Un detallito para echar una merienda. Los paraboltslos dejamos a un lado.

Como ya uno tiene sus añitos, pues te pones a repasar y …a sonreír tras echar un ojo al 04lowarchivo. Rebobinas la memoria y te salen cosas que contar: En 1985 equipé mi primera via:…La armónica del diablo (San Bartolo) Fue una de las primeras vías deportivas, deportivas, de Andalucía. Insisto en lo de deportiva, pues en Jaén y sobre todo en Cahorros ya había chapas en algunas vías, pero éstas estaban en los pasos duros y siempre había que llevar algo de material extra para hacerlas.  Quizá la Placa de Om, abierta por mi amigo Manuel Castillo, “el vegetas” vamos, podría ser la deportiva de la que hablamos, pero tenía una fisurilla de entrada que recuerdo se colocaba algo…En fín, la vía que yo me planteé: La Armónica tenía todos los seguros en sus 20 metros. La abrí desde abajo, dándome mis correspondientes sartenazos. Lo de descolgarse era un  concepto que aún no entraba. A la salida hice reunión en un laurel tras hacer algún paso de “clavo tracción” en aquella musguera infernal de enormes raíces. Salí de noche y a por todas. Era navidad de 1984 y tras fin de año volvimos para intentar encadenarla y ponerle una reunión más acorde con la modernidad(1985) Ese fin de semana no la encadené. También me había propinado unos buenos mazazos al colocar los sptis. Al siguiente fin de semana, allí de 06lownuevo. Con la bolsita llena de chapas recuperables y presto a cada vez que llegaba a un seguro: meter la chapa en el tornillo, darle la vuelta, meter la cinta y grapar. Mi hermano que era más de aventura y veía que otro fin de semana se avecinaba con la misma historia y perdida de tiempo asegurándome en algo que aún no se comprendía como escalada, me dijo ” por qué no dejas las chapas puestas. Digo yo que te costará menos…” Funcionó. Luego vino poner chapas mejores y seguir equipando todo el sector y luego otro y otro. Los tiempos cambiaron y entramos en la era de la deportiva. Ya todos vestiamos las mallas y el color y la chapa tenía su fulgor. En 1989 organicé en San Bartolo la primera competición de Andalucía. Fue también un encuentro. Vino gente de toda Andalucía. La compe la ganó Javier Morales, que de paso probó algunas de las vías más duras…Yo tuve mi primer taladro en 1990…Desde entonces no he dejado de equipar

en General

CUMPLE VIAS

Muchos escaladores que llevan poco tiempo por este mundillo quizá piensen que las vías de escalada deportiva crecen como las setas -por la lluvia- o que es el ayuntamiento de un lugar quien en vez de poner columpios coloca vías de escalada. Equipar es duro, pero a quien nos gusta olvidamos pronto lo molido que te quedas tras una jornada dándole al garrote o como dice mi amigo Javier Morales no nos surgen dudas del patrimonio invertido y del chalet que tendríamos si no hubiéramos empleado tanto en _bba6152lowhierro. Bueno, el caso es que hace relativamente poco hice cuentas de cuantas vias más o menos llevaba equipadas. Salían alrededor de 459 vías…un dato no preciso del todo, porque no son cosas que uno lleve apuntadas y me tuve que poner a remover datos, croquis, recuerdos…En fín saqué ese número. Como la semana pasada equipé otra vía más, pues cuando llegué a casa “Feliz 460 vías equipadas” Un detallito para echar una merienda. Los paraboltslos dejamos a un lado.

Como ya uno tiene sus añitos, pues te pones a repasar y …a sonreír tras echar un ojo al 04lowarchivo. Rebobinas la memoria y te salen cosas que contar: En 1985 equipé mi primera via:…La armónica del diablo (San Bartolo) Fue una de las primeras vías deportivas, deportivas, de Andalucía. Insisto en lo de deportiva, pues en Jaén y sobre todo en Cahorros ya había chapas en algunas vías, pero éstas estaban en los pasos duros y siempre había que llevar algo de material extra para hacerlas.  Quizá la Placa de Om, abierta por mi amigo Manuel Castillo, “el vegetas” vamos, podría ser la deportiva de la que hablamos, pero tenía una fisurilla de entrada que recuerdo se colocaba algo…En fín, la vía que yo me planteé: La Armónica tenía todos los seguros en sus 20 metros. La abrí desde abajo, dándome mis correspondientes sartenazos. Lo de descolgarse era un  concepto que aún no entraba. A la salida hice reunión en un laurel tras hacer algún paso de “clavo tracción” en aquella musguera infernal de enormes raíces. Salí de noche y a por todas. Era navidad de 1984 y tras fin de año volvimos para intentar encadenarla y ponerle una reunión más acorde con la modernidad(1985) Ese fin de semana no la encadené. También me había propinado unos buenos mazazos al colocar los sptis. Al siguiente fin de semana, allí de 06lownuevo. Con la bolsita llena de chapas recuperables y presto a cada vez que llegaba a un seguro: meter la chapa en el tornillo, darle la vuelta, meter la cinta y grapar. Mi hermano que era más de aventura y veía que otro fin de semana se avecinaba con la misma historia y perdida de tiempo asegurándome en algo que aún no se comprendía como escalada, me dijo ” por qué no dejas las chapas puestas. Digo yo que te costará menos…” Funcionó. Luego vino poner chapas mejores y seguir equipando todo el sector y luego otro y otro. Los tiempos cambiaron y entramos en la era de la deportiva. Ya todos vestiamos las mallas y el color y la chapa tenía su fulgor. En 1989 organicé en San Bartolo la primera competición de Andalucía. Fue también un encuentro. Vino gente de toda Andalucía. La compe la ganó Javier Morales, que de paso probó algunas de las vías más duras…Yo tuve mi primer taladro en 1990…Desde entonces no he dejado de equipar