en entrenamiento, psicologia

El Juego Interior

cualidades psicologo

Cuando hablamos de ENTRENAMIENTO propiamente tal, aludimos generalmente a aspectos físicos o técnicos –y quizás algo de tácticos-. Poco a poco se empieza a insertar en esta estructura lo MENTAL o psicológico. Pero en el fondo todo es Entrenamiento, subdividirlo es complicado, y además si a cada “área” le ponemos  un especialista por separado y sin mayor comunicación entre ellos… no hay avance.

Y esto… pasa más seguido de lo que suponemos.

Hace un tiempo trabaje con un entrenador que hizo hincapié que el entrenaba aplicando fuertemente las “neurociencias”. Imagine que las sesiones iban a ser interesantes, potenciar ciertos aspectos de los hemisferios cerebrales, aplicar algún ejercicio de PNL, o por ultimo salir de lo tradicional. No, todo fue más de lo mismo: fuerza, potencia, algo de resistencia y escalar. Desarrollar uno que otro grupo muscular más específicamente, pero nada fuera de lo común.

En fin, vamos a lo nuestro…

Pasando por alguna librería es que encontré el libro “EL JUEGO INTERIOR DEL TENIS”, o más conocido como Inner the game of Tenis, de W. Timothy Gallwey.

La mente concentrada sólo capta aquellos aspectos de la situación que son necesarios para llevar a cabo la tarea que tiene entre manos.

 

ww

El Juego Interior, más allá de este libro en específico, nos habla de que en la vida y el deporte –sea cual sea- los dividimos en dos, el juego interior y el exterior. Este último se disputa contra un adversario externo para superar obstáculos externos y alcanzar una meta externa. Esto es el dominio de centenares de libros de técnicas, ejercicios,  como escalar así o asa, de técnica de uno u otro estilo. Pero sin duda para la gran mayoría de nosotros resulta más fácil memorizarlas que seguirlas.

deporte-y-cerebro“El Juego Interior” plantea la necesidad de dominar este ámbito (el interior) que es anterior a dominar el ámbito externo, llámese deporte, trabajo o lo que sea. Para esto debemos superar obstáculos que están en nuestra mente tales como la falta de concentración. El nerviosismo, las dudas sobre sí mismo y la excesiva autocritica.

En fin… recomiendo este y otros textos de Gallwey, considerándolos más potentes y útiles para desarrollar nuestra mente –y nuestro cuerpo- que los de Ilgner (Guerreros de la Roca + Lecciones Exprés para Guerreros de la Roca). No por nada han salido del ámbito deportivo para ser traspasado a la música o a los negocios, así como generar un cuerpo metodológico per se para trabajar nuestra mente en pos de una mejora y optimización en calidad de vida.

Una de las técnicas que se mencionan es el trabajo con imágenes. Esta la he ido adaptando y aplicado en la escalada.

SIEMPRE, y lo recalco, el entrenador es el que da instrucciones al deportista, que toma esta presa, muévete así, que esto no se hace, mueve tus pies, pega la cadera… Entrenador a deportista. Una variante es cuando escalamos con amigos o compañeros, pero volvemos a lo mismo: tenemos instrucciones o indicaciones desde afuera. ¿Y SI LAS INDICACIONES ME LAS DOY YO?

videos-startupsUn tipo de trabajo con imágenes “tradicional” (ojo, que solo conozco a un escalador competitivo que de alguna manera trabaja así) es VER VIDEOS, VER A OTROS. No, no con el afán de meramente VER, sino que debemos OBSERVAR. Nuestro cerebro está equipado con las famosas “neuronas espejo”, las cuales en sencillas cuentas se activan al ver a alguien hacer algo. Ver un movimiento de Ramón Julián en una Copa del Mundo… verla y que nuestro cerebro y las vías neurales se activen e intenten imitarla es ENTRENAMIENTO.

Acá siempre recuerdo a mi amiga Paula, que en un curso de escalada nos sorprendió con un movimiento bastante técnico, “¿y de donde sacaste eso?”, le preguntamos. “De un video de escalada”.

Ver, observar a otro activa nuestro cerebro, copia e imita. Podemos aprender complicados movimientos técnicos con el solo hecho de estar mirándolo. Esto es innato, venimos equipados con este software.

Dentro de esto mismo encontramos el AUTO- OBSERVARNOS. Si bien en la escalada es algo complicado (tal como indica el libro), podemos adaptar el sistema y grabarnos en video. Observarnos a nosotros mismos como lo hacemos, qué y cómo podemos mejorar… les aseguro podremos avanzar 100 veces más rápido que si “el profe” me lo dice durante semanas. Ser crítico está bien, pero la idea es darnos cuenta que y como lo hago para mejorar, no en quedarme en “que mal que lo hago”.

 

Ps. Sergio Miranda C.
Entrenamiento Mental
www.entrenamientomental.cl
Magíster Internacional en Psicología Aplicada a la Actividad Física y al Deporte.