en Entrenamiento

Nordic Walking

El domingo día 23, estuvimos en un curso de iniciación del deporte de moda, el Nordic Walking. Aunque parece sencillo tiene su complicación. Así que vamos a explicaros un poco como va este deporte. Ahí va.

EL NORDIC WALKING

Un poco de historia

El “Nordic Walking” (traducido como marcha nórdica) nació en Finlandia, en los años 30, practicado por los esquiadores de fondo, como entrenamiento en verano, cuando no había nieves.

Hoy en día es practicado en todo el mundo, por personas de todas las edades, con diferentes técnicas, etc. Se calcula que aproximadamente hay 7 millones de practicantes en Europa, de los cuales, un 70% son personas de edad avanzada y un 75% son mujeres, sin embargo está dirigido a todo tipo de personas.

¿Qué es el Nordic Walking?

 Es una actividad deportiva, basada en el esquí alpino. Se utiliza tanto para entretenimiento, como deporte de competición y como tratamiento de enfermedades (coronarias, respiratorias, etc.). El nordic walking se realiza en cualquier lugar por donde se pueda andar, caminos, ciudad, playa… existiendo distintos estilos, recomendando un número mínimo de pasos diarios de 10.000 pasos.

Material básico necesario

El material necesario para practicar este deporte es mínimo y nada complejo (a excepción de los bastones), sería:

– Bastones de Nordic Walking

Los bastones de Nordic Walking suelen ser de aluminio y/o carbono. 

Dependiendo de su porcentaje de carbono el bastón pesará menos y será más resistente a la vez que menos flexible, (y mucho menos pesados). También los hay con aleación de  fibras de vidrio. 

La característica que diferencia estos bastones (muy similares a los bastones de trekking) recae en su empuñadura y en su punta final. La empuñadura, propiamente dicha, tiene una parte de corcho para mejorar la sujeción de la mano; la dragonera, que es el lugar donde reposará la mano y que dada su forma y colocación en la empuñadura, siempre nos permitirá recuperar el bastón rápidamente, pues nunca se separará de la mano; y en modelos ya más modernos consta de un botón que nos permite separar la dragonera del bastón, para poder soltarlo si es necesario.

Y por otra parte, la punta del bastón, que suele ser de acero (lo más común) y en algunos casos de “Tungsteno” (un metal mucho más fuerte que el acero, pero también más caro). Cuando el ejercicio se realiza por zonas donde nuestro bastón no va a clavar en el suelo (por ejemplo, asfalto) se utilizan unos tapones de goma para las puntas, de manera que la sujeción del bastón al suelo será por adherencia en vez de clavarse en el mismo.

A la hora de comprar un bastón, lo que debemos tener en cuenta es que sea apropiado para nuestra altura, que la dragonera sea cómoda y, a ser posible, extraíble.

 

– Ropa cómoda

Simplemente, una ropa cómoda que nos permita movernos con libertad (ropa de montaña, chándal, etc.), si la actividad la vamos realizar con buen tiempo, siempre es necesario una gorra que nos proteja la cabeza de los rayos directos del Sol. En algunos casos se utilizan guantes para evitar que las dragoneras puedan provocarnos rozaduras, pero es opcional, al igual que el uso de pulsómetros.

– Calzado

El calzado necesario es un calzado cómodo para caminar, que nos ajuste bien, que no pese demasiado (todo peso ahorrado es energía ahorrada). Hay zapatos especiales para este tipo de actividades, como por ejemplo zapatos de trekking (útiles para esta actividad).

Recientemente se están vendiendo calzados especializados para Nordic Walking, que son muy parecidos al mostrado. En un resumen rápido, podría decirse que son zapatos entre botas y botines.

– Bebida para hidratación y comida (muy importante)

Ya sea agua o bebidas isotónicas, siempre es más que recomendable llevar agua en nuestro equipamiento, para evitar la deshidratación en la realización del ejercicio. Así pues también existen barras energéticas y geles de frutas, que nos ayudan a recuperar una alta cantidad de azúcar en un momento en el que el cuerpo nos pegue un bajón. También es muy recomendable el plátano cuando se realizan deportes cansados, por la cantidad de potasio que nos aporta al cuerpo.

Técnicas del Nordic Walking

El Nordic Walking, dentro de ser un deporte aparentemente simple (similar al senderismo), tiene distintas técnicas para practicarlo, además de las posturas a seguir. La técnica más utilizada es la llamada “ALFA”.

 Andar derecho, Largos los brazos, Formar un ángulo y Activación del pie. 

– Andar derecho: Consiste en mantener una postura erguida, natural, siendo más saludable para nuestras espaldas.  

– Largos los brazos: Alargar los brazos durante la fase de impulso (brazo atrás), de manera que se garantiza un movimiento óptimo de la musculatura del brazo y del tronco, haciendo un movimiento amplio que, además, amplía nuestro rango de impulso sobre el bastón.

– Formar un ángulo: Formar un ángulo de aproximadamente 60% (aproximadamente a la altura de nuestro pie retrasado) cuando clavamos el bastón nos aporta un mejor impulso siempre adelante, ya que si apoyamos los bastones en 90% perdemos impulso hasta que el bastón quede inclinado.

Todas las técnicas que podamos utilizar tienen cuatro fases, esto se conoce como la regla de las 4C (Clavar, Cargar, Controlar, Coger).

¿Qué beneficios nos aporta el Nordic Walking?         

Nos aporta gran cantidad de beneficios “anatómico-fisiológicos”, como por ejemplo:

– Mantener el cuerpo erguido activa los músculos del tronco y disminuye problemas de espalda. 

– Interviene el 80 y 90% de la musculatura.

– Reduce el brazo de murciélago, ya que fortalece los músculos.

– Aumenta la actividad del sistema respiratorio y del Sistema Cardiovascular, sin llegar a ser dañino pero mejorando nuestra condición física.

– Disminuye 12 y 16% la carga en extremidades inferiores.

– Previene contracturas de hombros y cervicales (por la contrarotación de cinturas escapular y pélvicas).

– Aumenta el consumo de calorías entre 20 y 40%.

– Aumenta el consumo de Hidratos y grasas.

– Aumenta colesterol bueno y disminuye malo.

Qué ventajas tiene?

– Es mucho más efectivo que caminar sin bastones, ya que los utilizamos en un beneficio continuo como impulso y no solo como apoyo en caso de necesitarlo. 

– La sobrecarga sobre las articulaciones es mucho menor que en el jogging.

– Trabaja el 90% de la musculatura del cuerpo.

– Aumenta el suministro de oxígeno.

– Relaja la tensión de la nuca y de las cervicales.

 – Elimina el stress y mejora el sueño.

– Optimiza el trabajo del corazón.

– Refuerza el sistema inmunológico.

– Retrasa el envejecimiento muscular.

¿Dónde practicarlo?

Para la práctica de este deporte no es necesario ningún sitio, podemos practicarlo en el campo, en la ciudad…. De igual manera, hay muchas guías de senderos y páginas web donde podremos buscar senderos.

Enlaces externos

 – Web de Santa Ana la Real, donde podemos encontrar información relacionada con el Nordic Walking, venta de materiales, senderos, etc.

www.nordicwalkingsantaanalareal.com/

 – Asociación Española de Nordic Walking, donde podemos encontrar información relacionada con el Nordic Walking, venta de material, calendario de cursos, un apartado para socios, etc.

http://www.nordicwalking-ane.es/

 

Artículo realizado por David Gómez para GcC.