en Escaladas en Alicante

¡¡Ojalá estuvieras aquí!! 7b+/c TRAD.

Este domingo el despertador sonó jodidamente temprano y para colmo,  con la punzante música de Psicosis. Se trataba de la alarma que utilizo para despertarme los días que tengo que asistir al curso de TDM. La verdad es que tenía la esperanza de que, después de 3 meses enfrascado en la organización del FICA, sin apenas tiempo para escalar, entrenar o sencillamente perrear, podría disfrutar de aquel fin de semana sin obligaciones ni horarios. Pero aquel maldito TUIII…TUIIII…TUIIII, apuñalaba una y otra vez  mi ingenua fantasía. Arrastré los pies hasta la cocina y me preparé un enorme vaso de café mientras repasaba con el móvil las últimas estupideces aparecidas en mi facebook y mis grupos de whatsapp. Un mensaje de Roy acaparó de repente toda mi atención. Roy no es de los que se molesta en enviarte fotos de tías en pelotas, denuncias políticas o mensajes en cadena para salvar a niños con cáncer. Un mensaje de Roy significa Escalada… Y dolor. Parecerá exagerado pero es la puñetera verdad.

Me proponía repetir la mítica Wish you were here, una vía graduada originalmente como 8a de microfisureros. Yo había escalado la ruta una vez y él unas cuantas más. Ambos sabíamos que el largo de 8a en realidad no sería mucho más de 7b+ y que teníamos ciertas (pocas) posibilidades de encadenarla. Esas dificultades combinadas con una escalada 100% clean nos obligaban a explorar nuestros propios límites y yo no podía desoír aquellos cantos de sirena.

Con mi libreta de colegial en una mano y  la brújula colgada del cuello, me asomé a la habitación y me despedí de mi chica -Cariño, me voy al curso– Dije, intentando disimular los 3 juegos de microfisureros que escondía en los bolsillos. 40 minutos más tarde ya estábamos seleccionando el material bajo la imponente silueta del Divino.

Nos repartimos los largos intentando optimizar nuestros esfuerzos. Placas para Roy y fisuras para mí. Eso me adjudicaba los largos L2: 7b/+, L4: 7a y L6: 6b+ (común con la Taula) y a Roy el L1: 6c, L3: 7b/+ y el L5: 7a+/b

El primer largo nos sirvió para recordar en dónde nos estábamos metiendo. Se trataba de la tirada más sencilla de la ruta pero una de las más comprometidas.  Roy invirtió bastante tiempo en intentar proteger el largo decentemente, pero lo cierto es que no recuerdo ningún fisurero que mereciera la pena.

Roy en el L1. 6c expo
So, so you think you can tell
heaven from hell,
blue skys from pain.

 

Los primeros pasos del L2 me cayeron encima como una avalancha de nieve fresca, dejándome inmovilizado y sin poder levantar ninguno de mis 4 puntos de apoyo. Yo había escalado ese mismo largo de segundo hacía tiempo y lo había resuelto con cierto éxito. Sin embargo esta vez la fisura me estaba pareciendo un verdadero martirio: cerrojos de meñiques y pies en adherencia de un lado para otro. Tras unos minutos con las arterias de la cabeza a punto de estallar, decidí colgarme y salir de allí trampeando de cualquier manera.

Encadenar esta tirada de primero, colocando el equipamiento flotante, posiblemente suponga la mayor dificultad de la ruta. Ninguno de sus movimientos superan en dificultad al paso de bloque del L3, pero la gran continuidad y la complejidad a la hora de protegerlo, lo convierten en un verdadero reto.

 

Comenzando el L2: 7b/+
can you tell a green field
from a cold steel rail?

L2: 7b/+
a smile from a veil? do you think you can tell?

L2: roca increíble!!
And did they get you to trade
your heros for ghosts?

 

Recuperando el L2.
hot ashes for trees?

 

El tercer largo entraña un paso muy complicado en el que tienes que apretar con toda tu alma una gota de agua afilada como un bisturí . Afortunadamente, justo antes, hay un magnífico reposo que te permite respirar con comodidad y prepararte para la más que probable amputación de la yema del dedo.

Yo estaba convencido de que Roy iba a encadenarlo y me consta que él también lo sospechaba. Pero ninguno de los dos imaginábamos ni remotamente que lo haría con tanta facilidad. Le vi superar el paso clave y no pude hacer otra cosa que contener la respiración ya que sabía que aún le quedaban 3 o 4 movimientos duros imposibles de proteger. Cuando alcanzó la reunión las carcajadas se oyeron en todo en valle.

Comenzando el L3. 7b+.
hot air for a cool breeze?

 

Recuperando el L3. 7b+
cold comfort for change?

 

and did you exchange
a walk on part in the war
for a lead role in a cage?

 

Para encadenar una vía como esta puede ser decisivo saber descansar entre largo y largo. No fue mi caso y tras los primeros metros del L4 empecé a darme cuenta de que tenía los antebrazos como tercios de cerveza. No recordaba absolutamente nada de aquel largo, pero me sentía concentrado y feliz. Comencé a vociferar las letras de Rogers Waters y a dar pasos hacia arriba con decisión. –How I wish you were here. We’re just two lost souls swimming in a fish bowl, year after year…

 

primeros metros del L4. 7a.
How i wish, how i wish you were here.

 

recuperando el L4.
we’re just two lost souls
swimming in a fish bowl,

year after year,
running over the same old ground.

 

La primera vez que escalé esta ruta, en el quinto largo Roy se pegó dos buenos pires sobre dos de mis recién adquiridos TotemCams; como queriendo ponerlos a prueba o quizás rompérmelos por pura envidia.  Esta vez estaba seguro de que eso no sucedería. Tras realizar un complicado cambio de fisura y unos delicados movimientos de placa alcanzó la última reunión.

Para cuando nos reunimos en la R5 yo ya era víctima de un ataque obsesivo de canturreo – ¿te paso los friends?… and did you exchange… tarararara… nosequé in the war… ¿como mola el largo eh?…we’re just two lost souls… nanananaaaaaaa..in a fish bow… ¡¡Joder que ambientazo!!..Wish you were here…tarariiitararaa…

La canción se apoderó de mi da tal manera que no pude dejar de tararearla hasta que estuvimos de nuevo en el coche. Aunque siendo sinceros, lo cierto es que aún no he logrado sacármela de la cabeza.

 

what have we found?

 


the same old fears.
wish you were here.

 

Datos técnicos: Wish You Were Here es una ruta de autoprotección, obra de Marck Edwards, que se caracteriza por discurrir por una fisura muy fina, solo protegible con microfisureros. Las reuniones están equipadas con parabolts (benditos sean) y en el resto de la vía sólo encontraremos 3 tristes clavos. La dificultad es muy mantenida y ronda en todo momento el 7a, con algunas secciones de 7b y quizás 7b+. En su día se promocionó como una de las rutas de autoprotección más difíciles de España.

Wish You Were Here es también una canción de Pink Floyd lanzada en el álbum homónimo de 1975. La letra de la canción muestra los sentimientos del escritor Roger Waters hacia otras personas y hacia él mismo, así como desilusión por la música.

 

 

 

 

 

  1. La vía es impresionante, el texto es magnífico, las fotos son cojonudas. Definitivamente eso es el Valle. ¿Dónde está Jim Bridwell ?

    • La verdad es que escalar en el Barranc de l’Arc es todo un privilegio. No me cansaré jamás. Lástima que estas paredes no tengan 500 metros mas.

Los comentarios están cerrados.