por

Der Lange Weg

La larga travesía de los Alpes

 

 

La noticia ha sido que un equipo internacional de 7 alpinistas (entre ellos la española Nùria Picas) han partido el pasado 17 de marzo de Viena para intentar atravesar los Alpes hasta Niza con esquís en menos de 41 días, una proeza que no se ha repetido desde hace 47 años.

La noticia debería haber sido que en 1971, hace casi medio siglo, cuando adentrarse en cualquier montaña aún era una aventura de verdad por los riesgos asumidos y la incertidumbre del resultado, 4 montañeros austriacos se atrevieron a recorrer con esquís los 1.917 kms. de la cresta de los Alpes que separan Viena de Niza en 41 días, salvando 85.510 m de desnivel positivo. Nadie lo ha vuelto a intentar desde entonces… hasta hoy.

 

Pero no será lo mismo

Klaus Hoi va a supervisar el intento. A sus 76 años es el único superviviente del equipo que formaba con Robert Kittl, Hansjoerg Farbmacher y Hans Mariacher y que consiguió esa proeza.

Recortaron su programa inicial en dos semanas, encadenando etapas con promedios de más de 10 horas de actividad y 2.173 m. de desnivel positivo, y no despreciaron hacer las cumbres más importantes del recorrido como el Piz Palü (3.905), la punta Dufour (4.634 m.) o el Mont Blanc (4.810 m.). Eso sí, contaban con el apoyo de una pequeña furgoneta Volkwagen que les esperaba para el abastecimiento en los lugares previstos.

Sin teléfonos móviles, sin pronósticos meteorológicos ni partes de riesgo de aludes, sin GPS ni internet, sin Google Earth, sin ARVA, sin equipo ultraligero, sin esquís carving y rocker

Pero con un conocimiento de la montaña acumulado y diverso, con una potencia física y un entusiasmo envidiables y con una gran dominio de la técnica con un esquí estrecho, casi de fondo, con pieles sin pegamento y botas de cuero. Y en la cabeza el gorrito de lana.

Muy mal tendría que darse la cosa para que el selecto equipo no consiga batir el record de sus abuelos… 47 años después y con el apoyo de tres autocaravanas.