en Alpes Suizos, Cultura

AROLLA

Dia 2. Arolla

Descubrimos Arolla el pasado invierno, con dos metros de nieve y unos doce grados bajo cero. Ahora en otoño la cosa cambia, el día es algo mas largo y al mediodía la temperatura estos días sube hasta los 9-10º, algo que se agradece si vas con la familia. La vida en Arolla en otoño es muy tranquila. El bus postal sigue llegando puntual con pocos alpinistas y menos turistas. Es temporada baja y se agradece a la hora de encontrar hoteles y hostales casi vacíos. El inconveniente llega a la hora de pernoctar en los refugios, pues cierran a mediados de septiembre (menos algunos que abren todo el año) y nos tenemos que conformar con la parte libre, cargando la comida y la bebida. Por todo lo demás, las temperaturas son muy agradables, no hay tanta aglomeración como en julio y agosto y el paisaje se tiñe que beiges y ocres por doquier, algo que anima al espíritu y abre el apetito, pues las chimeneas comienzan a funcionar extendiendo el aroma de cocidos y carnes por todo el valle.

Tras pernoctar en el magnífico e histórico Grand Hotel Kurhaus (que ahora está cerrado hasta la temporada de esquí) esta vez le ha tocado el turno a otro precioso hotel de montaña, el Hotel du Pigne, con una cocina sublime y un ambiente alpino de primer nivel. El Hotel du Pigne no solo es acogedor, sino que logra transmitir la esencia de los clásicos hoteles de montaña, con un personal amable y cercano y unas vistas que invitan a levantarse temprano.

Levantarse por la mañana con el Mont Collón de fondo, el bajo glaciar de Arolla con nieve fresca y el aroma de la chimenea del vecino nos ayuda a olvidarnos de las noticias, del fútbol y del ruido y la contaminación de las grandes ciudades. Uno de los objetivos de este viaje era descubrir los pequeños valles recónditos del sur del Valais, donde solo se puede acceder a pie a partir de pequeñas poblaciones como pueden ser Arolla, Evolene, Les Hauderes o Zinal.

Desde Arolla subimos hasta el Bajo Glaciar de Arolla directos hacia el hielo, pasando por bosques y una morrena brutal a los pies del Mont Collon. Es la ruta que sigue la Patrulla de los Glaciares y también forma parte del Tour del Cervino. Del Bajo glaciar se sube al Alto Glaciar de Arolla, desde donde se cruza a Italia durmiendo en el refugio Nacamuli.

A los pies del refugio Bertol nos han informado de la caida de rocas debido al mal tiempo, por tal motivo, llegamos hasta donde llegamos y mañana seguiremos recorriendo el valle antes de partir hacia Zermatt.