en Alpes Suizos, Cultura

AROLLA 2 – ZERMATT

Dia 3 Arolla – Col du Riedmatten – Arolla – Sion – Visp – Zermatt

El tiempo va mejorando y dejamos atrás las lluvias y las nubes grises para empezar a disfrutar del sol y de las primeras nevadas de la temporada por encima de los 2.950m. Hoy dedicamos media jornada a subir al Col du Riedmatten, a mas de 2.900m , situado en plena ruta alpina entre Arolla y el pantano de la Grande Dixence (Patrulla de los Alpes). La subida no es complicada, solo el desnivel (casi 1.000m) se hace notar al llegar a las últimas rampas. Desde Arolla se sube hasta el mítico Hotel Kurhaus siguiendo las indicaciones, dejando a nuestra derecha la carretera que sube hasta un teleskí de la pequeña estación de Arolla.

 El Hotel suele estar cerrado en otoño pero conserva su esplendor y su encanto bucólico durante todo el año. Desde el hotel seguiremos un camino que se interna en el bosque y subiremos hasta un pequeño bar-restaurante con tumbonas que abre durante la temporada de esquí y a través de un camino bien señalizado seguiremos subiendo por prados hasta dejar atrás los últimos remontes (teleskís).

El camino se convertirá en un sendero que ganará altura rápidamente hacia el Pas de Chevres (collado de las cabras) regalándonos una panorámica realmente impresionante. Nosotros salimos muy temprano y disfrutamos de un amanecer idílico, completamente solos y con 4º a la sombra…

Dejaremos el desvío hacia Chevres a nuestra izquierda y seguiremos subiendo por un sendero bien marcado hacia el col du Riedmatten situado a 2.920m, casi cien por encima del pas du Chevres, bien visible hacia el O (foto) 

El col du Riedmatten es un paso estratégicamente situado entre las rocas, donde suele soplar mucho viento y acumularse nieve hasta agosto. El descenso hacia la Cabanne de Dix y el pantano de la Grande Dixance está equipado con cadenas y pasamanos debido a su verticalidad, pero no reviste complicación si estamos acostumbrados a patear montañas.

 

Una travesía espectacular que en otoño adquiere matices únicos, con la nieve en las cumbres, glaciares espectaculares y una temperatura que nos invita a equiparnos con un buen forro polar o un Windstopper de calidad.

Por la tarde, tomamos el bus-postal hasta Sion y en tren llegamos hasta Visp, donde tomamos la Matterhorn-Gothard Bahn hasta Zermatt, una de las poblaciones mas bellas de los Alpes donde cada año pasamos unos días, sea para practicar alpinismo o esquí o para realizar reportajes, escribir libros o disfrutar de su encanto bucólico durante las cuatro estaciones del año.