en Pirineos

El Béhorlegi desde Etcheberriborda

Ficha técnica

Tipo de recorrido: ida y vuelta.

Máxima altitud: Béhorlegi, 1.265 m.

Dificultad: F.

Tiempo: 5 h 30 min.

Desnivel: +900 m/-900 m.

Cartografía: Forêt d’Iraty/Pic d’Orhy (IGN Éditions).

 

La cima de Béhorlegi o Haritxarteko Tuturru es la cumbre más representativa y espectacular del macizo de Arbailles. En forma de diente rocoso de grandes proporciones, esta cima se yergue bien visible desde el llano de Cize (Donibane Garazi). Gracias a su poderosa arista NO rocosa, conocida como Haritxarte, la afilada geometría de esta bella montaña hace que desde esta vertiente nos recuerde notablemente al Txindoki, una de las cumbres vascas más emblemáticas. Junto con la cercana montaña de Hauskoa o Azkonobi, tan solo 3 m más elevada, el Béhorlegi cierra el valle de Urhandia, en el que se encuentran las aldeas de Béhorlegi y Mendive. La vertiente Sur del macizo de Arbailles desciende rápidamente y constituye el valle de Lauribar, en cuya cabecera encontramos las profundas y oscuras barrancadas de Ilunatze que nos separan del macizo de Eskaliers o Hartsüdürra. Para llegar al pueblo de Béhorlegi desde Bayona seguiremos la D918 hasta Saint Jean Pied de Port y después continuaremos por la D933 en dirección Saint Jean le Vieux. Una vez en esta localidad, giraremos a la derecha en dirección a Irati (D18). Un poco después de Lekunberri nos desviaremos a la izquierda hacia Mendive y después a Béhorlegi. En el frontón de esta última continuaremos por una pequeña carretera que atraviesa todo el valle de Urhandia (SO) hasta el caserío Etcheberriborda, donde finaliza la carretera, a 3 km aproximadamente de Béhorlegi. Dejaremos el coche justo después de esta granja.

 

Descripción del recorrido

El camino comienza a 50 metros del caserío Etcheberri, paralelo a la regata de Olhazarra, con el altivo Béhorlegi a nuestra izquierda. 300 metros más adelante, cruzaremos el torrente y nos internaremos en el bosque. Se trata de un camino ancho que en ciertos tramos esta escoltado por sendos muros de piedra cubiertos de musgo, lo cual dotará de magia y encanto al paisaje. El camino irá progresando en dirección sur S para girar en un punto al este y salir a una verde campa (580), la cual ascenderemos en dirección sur. A nuestra izquierda, sobre los árboles, asomarán las laderas rocosas de nuestro objetivo. Volveremos a penetrar en el mágico hayedo para continuar atentos a los hitos que nos confirmarán que estamos en la senda correcta, la cual irá girando y bordeará por la izquierda unos verdes prados cercados donde se ubica la borda de Olhazarra. A continuación, saldremos a un pequeño camino pastoril que abandonaremos más adelante para tomar a mano izquierda la senda que en suave ascensión se dirigirá hacia el collado de Egurze en dirección SE. Poco antes de alcanzarlo dejaremos definitivamente atrás el precioso hayedo.

Una vez en el collado (920 m), continuaremos a nuestra izquierda por la clara pista que muere 150 m más adelante, junto a un corral. A continuación deberemos seguir el sendero que en dirección NO corta las laderas de la montaña para luego remontar en zigzag las barreras rocosas entre hierba que nos conducirá al collado de Harritxarte (1.055 m), marcado con un gran hito de piedra. Este collado es una brecha entre la punta de Olhazarra y la alargada cresta del Béhorlegi. En este tramo podremos encontrar entre los bloques calcáreos restos de fósiles de conchas, todo un vertiginoso viaje en el tiempo. Después del collado encontraremos uno de esos paisajes con un toque onírico de irrealidad (estilo Tolkien) que a veces nos regala la montaña, se trata de una ancha pendiente herbosa que progresa entre dos crestas rocosas y que en primavera se tiñe de un verde imposible. Este bello pasillo natural de hierba salva 150 metros de desnivel y nos deposita en la rocosa cresta final. Bastará progresar con cuidado por ella, carente de toda dificultad técnica, para alcanzar la cumbre principal, tras haber dejado atrás una cima levemente más baja. Desde la cima podremos contemplar al norte el macizo de Arbailles, donde destaca la curiosa torre de Zaboze; al sudeste, el pico de Escaliers, dominado por el Orhy, el primer 2000 viniendo del cantábrico, y más al sur, el macizo de Irati y el extenso valle que llega hasta Saint Jean Pied de Port (llano de Cize). Si el día está despejado, hacia el sur destacará el Anie y la alta montaña pirenaica.

Variante de descenso

En vez de desandar la arista de roca para retornar al collado de Harritxarte, desde la cima continuaremos avanzando por la cresta unos cientos de metros hasta encontrar, a nuestra izquierda, un pasaje de hierba bastante empinado que nos conducirá a una amplia e inclinada terraza por la que bajaremos en dirección SE a las cabañas del puerto de Apanize (1.044 m). Cerca de ellas se encuentra la sima del mismo nombre, con una profundidad de más de 300 m. Pasaremos por delante de las cabañas para franquear a la derecha un pequeño collado. Descenderemos entonces unos metros sobre la vertiente Sur y alcanzaremos el sendero que nos llevará de vuelta al collado de Egurze. Desde allí, para regresar al coche tomaremos entonces la misma ruta que hemos utilizado en nuestra ascensión.