en Sin categoría

REFLEXIONES

Recientemente hemos sido testigos de una gran hazaña en la Antártida: la primera travesía en solitario, sin asistencia y sin usar velas de tracción del continente helado. El protagonista un norteamericano: Colin O’Brady.
Resumiendo, O’Brady recorrió 1.700 km en 54 días completamente solo y sin ningún tipo de asistencia. ¡Sin lugar a dudas una gran proeza!
Sin embargo, la noticia saltó a los pocos días, cuando algunos medios de comunicación especializados en estos temas, difundieron que la ruta seguida por el norteamericano desde el Polo Sur hasta el borde de la plataforma del Mar de Ross, aproximadamente 600 km que recorrió en solamente 15 días, es la misma que siguen los tractores y camiones oruga que abastecen la base americana situada en el PSG, es decir que la ruta está completamente pisada y balizada para mayor seguridad.
¡La polémica estaba servida!
Verdaderamente… ¿es esta una travesía sin asistencia y en solitario de la Antártida? y aún más ¿la primera? Juzguen ustedes mismos.
Para mí, aún siendo un gran logro, pienso que esta travesía se puede mejorar sin lógicamente, seguir una ruta pisada.
Y aún más… esta misma ruta fue seguida por su predecesor; el británico Lou Rudd, la segunda persona en cruzar el continente en solitario y sin asistencia, al que O’Brady sacó sólo 80km.
En un mundo de envídias y en el que todo es juzgado sin saber muy bien de lo que se habla, pues sólo los expertos están capacitados para juzgar una actividad como esta, y no los alpinistas y exploradores de sofá, he llegado a la conclusión, que aún siendo una actividad verdaderamente grande, “NO SE PUEDEN TRATAR COMO LA 1ª Y LA 2ª TRAVESÍA EN SOLITARIO Y SIN ASISTENCIA DE LA ANTÁRTIDA”, pues ambos exploradores siguieron una ruta pisada y señalizada a lo largo de 600km, por lo que no hacía falta ni el gps.
Repito, para mí esta actividad es ¡¡¡¡gigantesca!!!! un reto que se puede mejorar y que alguien lo hará en el futuro. No se quien ni menos cuando, pero alguien lo hará.
Desde siempre, la montaña y las travesías polares han sido testigos de grandes mentiras, de personas que han mentido por las ganas de gloria y dinero, o han dicho verdades a medias. Yo mismo fuí testigo ocho años atrás del “gran logro de mi compañero”, quien se inventó una travesía completa al Polo Sur en solitario y sin asistencia, cuando yo le tuve que dar buena parte de mi comida y combustible, de lo contrario, hubiera visto el Polo Sur desde 200 km de distancia. ¿Es esto ética? Ninguna, sin duda, y más cuando después escribes el más horrible de los libros de literatura polar y cuentas cosas que sólo te crees tu. en fin…
Es una pena que el mundo de la montaña y de la aventura tenga personas que sean así y actúen de una manera corrupta, que por dinero y fama (no tiene otro nombre), inventan lo que haga falta. Exíste una larga lista de mentiras y “hazañas” que verdaderamente no lo fueron.
O’Brady y Rudd (segundo pero que nadie se acuerda) han realizado una gran empresa, un gran logro, algo nunca antes conseguido. Sin embargo, se puede mejorar y hacerlo más puro. Es entonces cuando habrá nacido la PRIMERA TRAVESÍA DE LA ANTÁRTIDA EN SOLITARIO Y EN COMPLETA AUTONOMÍA, quizás la mayor de las hazañas todavía no realizadas en el mundo.
Tiempo al tiempo…