Carlos Puch

Navigon 8110: el navegador elegante

La evolución de los dispositivos de guiado en ruta para automóvil —los populares navegadores GPS— no se detiene. Primero vino la utilización de chips receptores ultrasensibles, y más tarde la adición de funciones complementarias, como el manos libres Bluetooth para el teléfono móvil y las capacidades multimedia (estas últimas de dudosa utilidad y con serios riesgos de distracción asociados). En los últimos tiempos, y a la espera de que llegue la incorporación de sensores internos de guiado “redundantes” (sensor de dirección y acelerómetro), capaces de seguir orientando al conductor en ausencia de señales GPS, por ejemplo en el interior de un túnel o un aparcamiento subterráneo, los fabricantes se vuelcan en mejorar la interfaz de comunicación con el usuario, a través de gráficos más intuitivos y, sobre todo, mediante la interacción real por voz. Esta última supone un indudable paso adelante de cara a la seguridad, ya que permite al conductor manejar el navegador sin necesidad de retirar las manos del volante ni apartar la vista de la carretera.

Navigon 8110 en el coche

Hoy quiero presentaros el Navigon 8110: el primer aparato que ofrece una representación 3D en relieve del mapa de carreteras, denominada Panorama View. Para poder generar el aspecto ondulado del terreno, el aparato utiliza un modelo digital de elevación (MDE), posiblemente de 100 metros de resolución.

Representación del relieve

+ + + + + + + + + +

Descripción

La cartografía incorporada abarca toda Europa, con mapas correspondientes al primer trimestre de 2008. Navigon ofrece un servicio, denominado Fresh Maps, que garantiza al usuario actualizaciones periódicas de los mapas, a fin de que pueda disponer siempre de la versión más reciente.

El Navigon 8110 incluye de serie unas ayudas gráficas valiosas, tales como la identificación del carril (Lane Assitant Pro) y la representación de las incorporaciones y salidas en un formato realista y fácil de interpretar (Reality View).

Indicación del carril

Gracias a ellas resulta mucho más sencillo mantener la trayectoria en autopistas y autovías, especialmente en los tramos conflictivos, y escoger el carril apropiado para no saltarse un desvío.

Indicación gráfica de salida o incorporación

Aparte de eso, el aparato tiene una interfaz limitada de comunicación por voz (Voice Recognition Pro), concebida principalmente para introducir la dirección de destino de una ruta mediante instrucciones orales, sin apenas necesidad de teclear en la pantalla. Esta función es limitada —por eso he puesto “apenas”—, ya que para iniciarla hay que ejecutar una serie de comandos táctiles inevitables. Una vez activada, el navegador nos pregunta, por orden, el nombre del país, la ciudad, la calle y el número de nuestro destino. Seguidamente nos lee el resultado y nos pide confirmación oral, o, si lo deseamos, corrección de los datos, antes de iniciar las instrucciones de guiado. Es una pena que la interfaz de comunicación por voz no permita controlar otras funciones, como la activación del teléfono o ciertos ajustes (zoom, vista 2D / 3D…).

El Navigon 8110, en fin, incluye un receptor de información del estado del tráfico en tiempo real, cuya antena está integrada en el cable de alimentación que se conecta al mechero del coche. Una solución limpia y funcional. También incorpora un transmisor de FM que puede sintonizarse en algún canal libre del equipo de radio del coche, de modo que todo el audio del navegador se reproduzca a través de los altavoces.

Si hay algo que llama la atención de este aparato es su aspecto, la calidad y el acabado de sus componentes y el tamaño generoso de su pantalla. El soporte al cristal, en particular, es el más elegante del mercado.

Soporte al cristal

En el lado negativo hay que mencionar la dificultad para ver su pantalla en pleno día, debida en buena medida a la escasa iluminación posterior y agravada por el color gris metálico elegido para la interfaz y los tonos demasiado suaves de los mapas.

La información de tráfico integrada (TMC) es práctica. En el curso de una “navegación” a lo largo de una ruta, los datos del estado del tráfico son continuamente añadidos al cálculo del itinerario, con el fin de prevenir paradas y retrasos y poder buscar rutas alternativas. El receptor TMC incorporado es, por cierto, de una gran sensibilidad. Pero también hay, en este caso, una pega: al tratar de ver la información, se presenta un listado mostrando las incidencias de tráfico presentes en todas las carreteras del país. Al no estar ordenadas por proximidad a la posición actual, resulta complicado averiguar si en los kilómetros siguientes podemos encontrar problemas de circulación.

+ + + + + + + + + +

Conclusión

El Navigon 8110 es, en resumen, un aparato innovador, con unas ayudas gráficas excelentes. La calidad de sus materiales sorprende si se tiene en cuenta su precio. En definitiva, una buena elección para quienes estén pensando en el próximo viaje de vacaciones por carretera.

(Las pantallas del aparato y la fotografía del soporte han sido tomadas de Navigon)

Mi agradecimiento a Rocío Núñez, de Cohn & Wolfe, por la cesión del equipo.