Carlos Puch

PhotoFinder mini: cómo georreferenciar tus fotos al instante

La georreferenciación (geotaging, en inglés) consiste en agregar a una fotografía digital las coordenadas geográficas del lugar en el cual ha sido tomada. Gracias a esa información podemos situarla en un mapa o una imagen de satélite, para así recordar dónde la hicimos. Esto resulta de enorme utilidad, por ejemplo, a la vuelta de un viaje, cuando podemos encontrarnos frente a varios centenares de imágenes cuya localización, con el paso de los días, puede ser dificultosa. En el terreno profesional, la georreferenciación es una ayuda providencial para todo aquel que necesita documentar las fotografías con su respectiva situación geográfica (geólogos, biólogos, arqueólogos… arquitectos, planificadores, abogados…). Ya hay en el mercado algunas cámaras dotadas de un GPS integrado, que incorporan automáticamente las coordenadas a cada imagen (por ejemplo, la Nikon P6000), y otras que se comunican por cable o bluetooth con un pequeño receptor externo (Ricoh Caplio 500SE). Es seguro que en los próximos meses van a aparecer muchos otros modelos dotados de esa interesante capacidad.

+ + + + + + + + + +

En qué consiste

Una fotografía digital se compone del archivo principal que contiene la imagen y un archivo de “metadatos” asociados a ella, conocido como EXIF. Este archivo ocupa muy poco espacio y contiene información relativa a la marca y modelo de la cámara, el tamaño de la imagen, los parámetros de la toma —velocidad, apertura, distancia focal, flash…—, la fecha y la hora, la localización, el copyright… Cada uno de esos datos se escribe en una “etiqueta” (tag). La que corresponde a la localización está, normalmente, vacía. Ahí es donde se insertan las coordenadas geográficas.

Parte del archivo EXIF de una fotograf�a
Parte del archivo EXIF de una fotografía

Supongamos que nuestra fotografía ya tiene encapsuladas las coordenadas y, por tanto, está georreferenciada. ¿Cómo podemos ver dónde se hizo? Prescindiendo de los detalles, que el lector interesado puede encontrar en el capítulo 6 del manual GPS: aplicaciones prácticas, editado por Desnivel, cito aquí algunos de los lugares en los cuales es posible compartir las fotografías georreferenciadas y ver sobre un mapa o una imagen de satélite su localización: Google Earth, GoogleMaps, Panoramio, Flickr, Picasa y SmugMug.

Fotograf�a georreferenciada vista sobre Google Earth
Fotografía georreferenciada vista sobre Google Earth

Pero falta saber cómo es posible añadir las coordenadas a cada fotograma, si nuestra cámara, como es lo habitual, no dispone de un GPS integrado o una conexión con uno externo.

El método más sencillo consiste en llevar un GPS normal y corriente junto con la cámara. El receptor podrá ir encendido mientras dure la sesión fotográfica, grabando automáticamente un tracklog, o podremos encenderlo en cada toma, con el propósito de registrar la posición de la misma en forma de waypoint. El caso es que, al final de la jornada, habremos reunido un conjunto de fotografías y unos datos GPS relacionados con ellas. ¿Qué hacer con esos datos?

Un modo relativamente sencillo de insertar las etiquetas de posición en los fotogramas consiste en servirse de alguna aplicación ad-hoc, preferiblemente gratuita. Una de las mejores es JetPhoto Studio, que ofrece versiones para Mac OS y Windows y tiene una interfaz realmente buena. Desde la propia aplicación es posible ver las fotos en un mapa o una imagen de satélite, a escala muy general, o exportarlas a Google Earth directamente. JetPhoto Studio genera un álbum con las imágenes y, sin alterar el archivo JPEG o TIFF original, escribe las coordenadas geográficas, comparando las etiquetas de tiempo del archivo EXIF de cada fotograma con las más parecidas del track o los waypoints registrados por el GPS. El proceso es rápido y completamente transparente para el usuario. Al final del mismo, cada fotografía está georreferenciada y puede aparecer localizada en alguna de las direcciones de Internet mencionadas más atrás.

Pantalla de JetPhoto Studio
Pantalla de JetPhoto Studio

+ + + + + + + + + +

La ventaja del PhotoFinder Mini

El proceso descrito exige al usuario pasar las fotos y los datos GPS a través de una aplicación (JetPhoto Studio, Locr…), con el fin de que los fotogramas queden etiquetados con las coordenadas de posición, antes de poder mostrarse en el mapa o la imagen de satélite. Por otro lado, un GPS convencional puede representar una pequeña carga que se añade a la impedimenta del fotógrafo, sobre todo considerando que su emplazamiento ideal es a la vista del cielo, en un lugar preferiblemente alto.

El PhotoFinder Mini, producido por ATP, aparte de su tamaño realmente pequeño tiene la virtud de constituir un sistema completo, integrado, que evita al fotógrafo tener que acudir al empleo de un ordenador. Todo se reduce a llevar el dispositivo encendido mientras se toman las fotos y, al concluir la jornada, introducir la tarjeta de memoria en el adaptador, pulsar un botón, y ¡listo!

El precedente hay que encontrarlo en otro equipo genial aparecido hace ya algunos meses, el PhotoFinder a secas. Fue el primero en ofrecer la posibilidad de etiquetar directamente las fotos con sus respectivas coordenadas, sin necesidad de utilizar el ordenador.

PhotoFinder colgado de la mochila y detalle
PhotoFinder original colgado de la mochila y detalle de la ranura y la tarjeta SD

Ahora, los ingenieros de ATP han reducido el tamaño del receptor GPS, de manera que resulte más cómodo de transportar, y han añadido un accesorio externo que está dotado de una pantalla de control, varios botones y ranuras para las tarjetas de memoria más comunes (SD, SDHC, MMC, MS, MS Duo, y CF).

PhotoFinder original (abajo) y PhotoFinder mini
PhotoFinder original (abajo) y PhotoFinder mini

La imagen muestra la comparación entre el PhotoFinder original y el nuevo PhotoFinder mini. El mini es más pequeño y fácil de transportar, mediante el mosquetón incluido. Sólo hay que vigilar, como siempre, la correcta orientación del aparato, de manera que su antena, situada bajo la cara que exhibe el logotipo, apunte correctamente hacia el exterior. Un buen emplazamiento, cuando andamos por el monte, es la parte superior de la mochila, suspendido en alguna correa o hebilla y convenientemente asegurado, tal como se muestra en la fotografía adjunta.

El PhotoFinder mini colgado de la mochila
El PhotoFinder mini colgado de la mochila

En la siguiente fotografía se muestra el proceso de georreferenciación, utilizando el adaptador suministrado con el PhotoFinder mini: basta conectar el mini a la base, introducir la tarjeta con las fotos, pulsar un botón, y ¡ya está!

Base del PhotoFinder mini con tarjetas SD y CF
Base del PhotoFinder mini con tarjetas SD y CF

+ + + + + + + + + +

Resultados prácticos

Para la prueba de fuego del PhotoFinder mini he escogido un entorno particularmente hostil: Madrid. La recepción de las señales GPS en ambiente urbano siempre es difícil, en especial entre edificios elevados y en calles estrechas. En la prueba a pie, el aparato viajaba suspendido de la cremallera de un bolsillo superior de una cazadora de montaña, de forma que pudiera tener una visión despejada del cielo. El recorrido incluyó calles estrechas y avenidas amplias. En general, y de acuerdo con los comentarios de los ingenieros de ATP, el nuevo PhotoFinder mini es más sensible que su hermano mayor y mantiene mucho mejor que él el contacto con los satélites. En la siguiente imagen se muestra, proyectado sobre Google Earth, una parte del recorrido a lo largo de una calle pequeña. Es posible apreciar la más que satisfactoria capacidad del “mini” de registrar el itinerario cuando se camina por la ciudad.

Trazado del itinerario (track) con el PhotoFinder mini
Trazado del itinerario (track) con el PhotoFinder mini

En la siguiente prueba el aparato viajaba en el salpicadero del coche, registrando un itinerario por carretera. El resultado, como puede verse en la imagen inferior, es francamente bueno, habida cuenta que el aparato mantuvo todo el tiempo la conexión con los satélites.

Registro de un trayecto por carretera con el PhotoFinder mini
Registro de un trayecto por carretera con el PhotoFinder mini

Por último, ofrezco un ejemplo de una imagen georreferenciada con el PhotoFinder mini. El único ajuste que hemos de hacer, antes de llevar a cabo la sincronización, es el que corresponde a la diferencia horaria con respecto al tiempo universal coordinado (UTC), también conocido como “hora GMT”, que es la utilizada por el sistema GPS para realizar sus cálculos. Ese ajuste debe ser, obviamente, idéntico en nuestra cámara de fotos y en el PhotoFinder mini, ya que, de lo contrario, no existirá relación entre las etiquetas de tiempo de los fotogramas y las del track GPS registrado por el aparatito. Por ejemplo, en España hay +1 hora de diferencia en invierno y +2 horas en verano.

Fotograf�a georreferenciada con el PhotoFinder mini sobre Google Earth
Fotografía georreferenciada con el PhotoFinder mini, sobre Google Earth

+ + + + + + + + + +

Conclusión

El PhotoFinder mini es un accesorio altamente recomendable para el fotógrafo interesado en llevar sus imágenes a un mapa o un servidor de Internet como los indicados al comienzo de este artículo. Su batería recargable de polímero de litio proporciona más de 16 horas de funcionamiento entre cada dos recargas. El dispositivo registra una posición cada 10 segundos, de forma continua, lo cual equivale a unas 1.000 horas de registro total en la memoria de 128 MB incorporada. Suficiente, por tanto, para un viaje de varios días de duración. Cada vez que se enciende, el aparato inicia un nuevo registro independiente del anterior, identificado por la fecha y la hora de comienzo.

Entre sus virtudes destacan su pequeño tamaño y su ligereza (40 g), así como la sensibilidad del receptor propiamente dicho. Es importante recordar, a ese respecto, que un emplazamiento adecuado, en lo alto de una prenda de vestir o anclado a una correa de una mochila o una bolsa de fotos, contribuirá a mejorar la recepción de las señales GPS.

PhotoFinder mini en el escritorio del Mac
PhotoFinder mini en el escritorio del Mac

El PhotoFinder mini, además, funciona como una unidad externa de memoria cuando se lo conecta a un ordenador (Mac o PC), lo cual permite trasladar muy fácilmente los registros GPS a un directorio o a una aplicación. Los datos se graban en formato “LOG”, que puede ser convertido a algún otro formato, como el estándar “GPX” o “KML”, por aplicaciones gratuitas como HoudaGPS (Mac OS) o GPSBabel (Mac OS, Windows).

A pesar de no ser un GPS convencional, con pantalla, botones, etc., el “mini” puede servir como data logger para registrar el itinerario de un viaje o una excursión, con la ventaja de que apenas ocupa espacio y dispone de una batería de gran duración. Convertido al formato GPX, el track generado puede utilizarse en cualquier aplicación para GPS (OziExplorer, MacGPS Pro, etc.).

Es, sin duda, un accesorio valioso, tanto para el fotógrafo, como para el aficionado al aire libre en general.

Mi agradecimiento a Mike Chean, de ATP Inc., por la cesión de los dos equipos, PhotoFinder y PhotoFinder mini.



12 comentarios en «PhotoFinder mini: cómo georreferenciar tus fotos al instante»

  1. Genial el artículo ;).

    Me gustaría saber dónde puedo comprarlo, bien en España o bien por Internet. He mirado en la web de ATP, pero la mayoría de distribuidores que tienen no venden el modelo mini.

    Muchas gracias.

  2. Muchas gracias por ponernos al día en georreferenciación.

    Este sistema me parece muy cómodo, pero además de fotos, cuando hago rutas también grabo vídeos.

    Me han comentado que la información EXIF que se aplica a las fotos, también se puede aplicar a archivos de video y audio.

    ¿Existe algún aparato como el PhotoFinder mini, o algún software que permita introducir la información geográfica en vídeos?

    Muchas gracias

  3. Buenas tardes Pablo:

    Personalmente no dispongo de información relativa a tu consulta. Una búsqueda en Google revela un montón de referencias. Voy a a echar un vistazo y, si encuentro algo sencillo y barato te lo comento.

    Saludos cordiales,

    Carlos

  4. Muchas gracias Carlos.

    Analizaré los resultados de la búsqueda que me remites.

    Muchas gracias de nuevo por tu ayuda.

    Un saludo,

    Pablo.

  5. Hola Carlos:

    Dispongo de un photo finder, para hacer de GPS y ver la ruta va muy bien y aunque he conseguido sincronizar las fotos, no consigo posicionarlas en el google earth. Como veo que tu ya lo has hecho a ver si me puedes decir como.
    un saludo.

  6. Buenas tardes Sonia:

    Te recomiendo JetPhoto Studio, un programa gratuito con versiones para Mac y PC, que exporta directamente las fotografías georreferenciadas a GoogleEarth, en formato KML. Es formidable. En el artículo puedes ver referencias a éste y otros programas.

    Por cierto, supongo que no utilizas Mac (lástima…), porque, de lo contrario, en la última versión de iPhoto (un organizador de fotografías incluido en el sistema operativo Mac OS X) las fotos georreferenciadas aparecen directamente sobre un mapa (GoogleMaps) y pueden ser vistas, inmediatamente, en Google Earth.

    Saludos,

    Carlos

  7. Buenos dias Carlos:

    Gracias por tu consejo pero el programa no me reconoce el formato de las fotos, ya que estan en formato JPEG y el photo finder le añade directamente la informacion del GPS en el formato exif. El problema es que no quiero que las fotos esten colgadas en internet porque son fotos de trabajo, sino utilizaria el picasa que se que va muy bien.
    Un saludo.
    Sonia.

  8. Sonia:

    El archivo imagen del formato JPEG de tus fotografías no se ve alterado por la inserción de la etiqueta GPS en el archivo EXIF.

    Por otro lado, JetPhoto Studio no hace públicas tus fotos. Google Earth tampoco; sólo si tú deseas que sea así.

    Echa un vistazo y lee con detenimiento las especificaciones de cada una de las aplicaciones que se mencionan en el artículo. Creo que alguna de ellas puede servir para tus propósitos.

    Saludos,

    Carlos

  9. Hola, he leído que para que iPhoto reconozca el geoposicionamiento hay que abrir cada foto en Vista Previa primero, ¿sigue pasando o se ha solucionado? Yo tengo una canon 350D y un iMac. ¿Reconoce el iPad el geoposicionamiento?

    • Buenos días Approved:

      Con la versión 8.1.x (iPhoto’09) la geo-localización funciona directamente, a condición, claro está, de que la foto tenga insertadas las coordenadas de posición en el archivo EXIF. Y, por lo que he podido probar en el iPad (versión sólo WiFi, en mi caso), no, no aparecen las fotos geo-localizadas sobre el mapa, aunque imagino que habrá alguna aplicación semejante a iPhoto que lo permita, pero yo no la tengo.

  10. Mírate el programa para iPad “meta editor”. De momento tiene muchas limitaciones, pero si en un futuro el SDK lo permite se podrán organizar las fotos directamente en el iPad, mientras estás de viaje.

    Si me pasas a mi email una foto geoposicionada con el fichero y que no haya pasado por iPhoto, pruebo a ver si el 3G la reconoce.

Los comentarios están cerrados.