por

Back on the air

Lo que pasó es que tenía que volver a volar. Siguiendo con el asunto del riesgo y el dilema de los alpinistas tenía que volver a saltar para entender mi accidente con toda su dimensión. Uno de los problemas que encuentras ahora con la medicina es lo desarrollada que está, quiero decir que uno no se da cuenta hasta que punto era grave un accidente por lo bien que te dejan en cuestión de semanas. Incluso el dolor es algo casi ajeno al accidente si te atienden rápido. Sin duda tuve mi momento de realidad y verme con la cara rota por todos lados no era algo que podía soportar con tranquilidad. Creo que no he deseado tanto una buena dosis de droga como en el momento del accidente. Mi vuelo en helicóptero fue especialmente doloroso cerrado en una hamaca de protección.

Gracias al maxilofacial que me atendió en el hospital de la Paz, Jose del Castillo, creo que voy a poder volver a sonreír sin una muesca de dolor. Y la suerte es que hace unos años habría estado unos cuantos meses más atado con alambres por todos lados mientras que ahora todo lo resuelven a base de Titanio. Con algunas placas y un peso mental aún peor, me planteé la posibilidad de volver a empezar. Tenía que liberarme de un pasado reciente.

Con motivo del Emmeet, la reunión que tuvo lugar en el Valle de Arán pudimos disfrutar de unos días en compañía de grandes alpinistas y saltadores BASE. Se organizó un helicóptero desde el que pudimos saltar viejos amigos como Leo Houlding, Chris Douggs y Darío Barrio. Por otro lado estarían los proyecto alas, Álvaro Bultó, Toni López, Santiago Corella y Armando del Rey junto a otros saltadores también escaladores como Txirrita y Patrick.

Volver a saltar de un helicóptero me llevó directamente al que casi fue mi último vuelo en los Galayos. Aparte del miedo que volví a sentir por todos lados, sentí que la vida volvía a mi gracias a un destino que casi ni me pertenece. Otros han muerto por tonterías mucho mayores, en la Paz conviví con gente joven que tenía tumores difíciles de resolver. Así es la vida, los que tenemos la suerte de vivirla tenemos que contarla y sobre todo disfrutarla porque se escapa cuando menos te lo esperas.

Os dejo un video del momento

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=iXWu5dtO-4g[/youtube]

 

ADIDASTOP 30 

Facebook Carlos Suarez Twitter Carlos Suarez

www.carlossuarez.es

Consigue el Libro Morir por la Cima de Carlos Suárez

Los comentarios están cerrados.