en General

Patagonia (II) Tiempo…

De nuevo me encuentro en el locutorio, consultando el tiempo y pasandolo. En ingles, hay dos palabras diferentes para estos dos significados, pero en castellano, ambos significados se funden y confunden en ocasiones, cuando la espera se alarga, cuando uno depende del otro…El tiempo aqui es de suma importancia. Depende de él que puedas escalar y de cuanto tengas o cuanto estes dispuesto a sacrificar en las largas esperas dependen las probabilidades de exito. Aun asi, nunca se puede decir que por estar mucho tiempo el exito es seguro. Las condiciones de las vías varían mucho y en ocasiones es necesario un acierto casi milimetrico para poder escalar, aun con buen tiempo. Si a esto le añadimos que lo normal es que haga malo, la Patagonia se convierte en una prueba de fuego mas que de nuestro nivel tecnico, de nuestra paciencia y motivacion. Es muy facil abandonarse a los bifes, las milanesas, las tartas, las fiestas, las conversaciones sobre la proxima ventana con una cerveza en la mano-con un poco de boulder para calmar nuestra consciencia… y volver gordo, alcoholizado y dudando de nuestro gusto por el alpinismo.
Volvimos a subir. El dia de la ventana amanecimos de noche. Caminamos durante horas por el glaciar del Marconi hasta que apareció esa preciosa pared, el Piergiorgio, con 1000 m. de perfecto granito mirando al hielo continental. No acumula nada de nieve porque es tan vertical y continua como el Capitan. Su cara oeste la surcan tres vias, y solo una de ellas la recorre por el centro, en donde tiene la pared mas larga. Un equipo italiano tardo varias temporadas en completar la via y solo si la observas durante largo rato puedes imaginar, (y solo imaginar) una linea para conectar la base con la cumbre. La arista noreste es la via mas factible y si no esta en muy malas condiciones por la nieve pensamos que podemos escalarla en un dia. La via,con 850 m. de mixto nos atrae por el lugar en el que se encuentra y por la pared que recorre. Dejamos un deposito de material en el comienzo de la rampa y nos bajamos al Chalten espantadas por el mal tiempo.
Hoy, despues de consultar la meteo y ver que anuncian una mini ventana para el dia 6, decidimos subir de nuevo, mas fuertes que antes, pero con las orejas mas bajas, sabiendo que un dia de bueno, con las condiciones que hay en la montaña es muy escaso. Ademas, se comenta que la ventana que viene es ventosa, y pequeña… mas bien es un «ojo de buey»…
Pero seguiremos insistiendo. Aqui es lo unico que vale. Puedes tener suerte y que te toque la loteria la primera vez que juegas, o que te toque con mas frecuencia que a los demas. Tambien hay que saber gestionar esa suerte, no cabe duda… Aunque se puede ser de los que casi nunca les toca nada, pero a fuerza de insistir estadisticamente es mas probable… Quizas no te toque nunca, pero la ilusion de que te sonria la suerte no te la van a quitar…Y la certeza de haber apostado con lo mas preciado: El tiempo

  1. Ánimo, Cecilia,… muy felíz leo tus relatos,… tus vivencias y tus pensamientos,… más aún después de conocerte en La Coruña,… allí me impresionaste, y ahora, no puedo más que decirte que eres grande,…
    Un fuerte abrazo,
    Mary Carmen

Los comentarios están cerrados.