en General

La subjetividad del grado ( u objetividad del mismo )

Podemos hablar de subir, escalar, ascender, remontar o trepar -incluso de arrastrarse o colgarse como un chorizo en la inmensidad-. Sin embargo antes de emplear cualquiera de estos verbos, debemos conocer el grado de la vía. Y es en este punto cuando aparecen escalas de graduación americanas, francesas, alemanas, australianas, impresiones con fundamento, sin él y valoraciones tan discordantes como la decisión de un sábado a altas horas de la noche; ¿la última copa?, ¿le tiro los trastos a ésa?, ¿marcho a dormir?, ¿un huevo frito antes de ir a la cama? Y  es que hablar sobre graduación, es hablar sobre uno de los temas más polémicos en el mundo de la escalada, pero de lo más entretenido. Ya que esto, es como una torre de Babel, ….todas las opinoines son diferentes.

 

Está claro que saber la graduación de una vía es sumamente útil,  no sólo para saber en qué nivel me hallo, sino para orientarme a la hora de subir una vía y no tener la sensación de ser más inútil que las bragas de Paris Hilton. Pero a la hora de establecer el grado, se extraña no tener en cuenta la morfología del movimiento. Una palabrota demasiado subjetiva para unos y controvertida para otros, pero esencial, ya que de lo contrario sería como comparar un vivac a 5.000 metros de altura con un vivac en el patio de vecinos o mear al aire libre sin haber observado primero desde qué dirección viene el viento. Y es que no es lo mismo una vía de 40 metros para una persona de 1,60 que para uno de 1,80, ni en el número de movimientos, ni en las palancas biomecánicas y porque, como ejemplo, para llegar al mismo agarre el primero necesitaría hacer un pie mano, en el cual se trituraría todos los dedos, mientras que al segundo le sería bastaría con ponerse de puntillas. Tampoco podemos obviar los problemas de bulder para la gente de estatura pequeña, donde en la mayoría de los casos tendrían que llevar una escalera junto a la magnesiera o la http://tgwb.org/buy-cialis-online/ ventaja que tienen a la hora de afrontar un desplome en comparación con las dificultades que exhibe una persona alta.

Por estos y otros motivos deberíamos tener en cuenta la morfología del movimiento a la hora de graduar, para hacer los grados más subjetivos, las escalas más flexibles e impedir que escalar se convierta en un mero ejercicio de superar un puñado de números y letras, y no en lo que realmente es, escalar para conquistar paisajes.

Hemos pasado de conquistar cumbres y paisajes, a conquistar números y letras. Ole¡¡¡

Y el resultado siempre es el mismo: LOS EXITOS SON MONTAÑANAS DE FRACASOS.

Salud y buenas escaladas.

  1. «Escalar para conquistar paisajes»….esa si es una buena respuesta…por eso si que vale la pena, llegar, subir, caerse e intentarlo mil veces. 

  2. Entonces:
    Dos escaladores con exáctamente el mismo grado, pero con una diferencia de 10 cm de estatura, ¿no son igual de buenos?
    Ramonet es más Ramonet por ser Ramonet?
    Y es más, ¿Si un tren sale de Barcelona y otro sale de Madrid a la misma hora, se chocan en Zaragoza?

  3. Entonces…. el tamaño importa!!!! joder que engañado estuve toda la vida… Y si un Talgo, se choca con Ramonet en la Intermodal de Zaragoza???? Tendrá la culpa la FEDME o el revisor??? Que vida esta plagada de incertidumbres…

  4. Como bloquero de poca envergadura que soy, el tema de los grados lo he visto siempre como algo muy subjetivo, muchas veces están cotados para gente media-alta. Pero como yo siempre digo, una vía, le pongas el grado que le pongas, sigue siendo la misma vía, igual de bonita e igual de difícil.

  5. Sin duda alguna el grado es subjetivo y hay un factor que no se tiene en cuenta que es la estatura y morfología. Si bién la estatura se puede compensar con la técnica y la fuerza está claro que en muchos casos para un bajito una vía puede resultar más difícil de encadenar y tendrá que entrenarla más. En mi caso he encontrado gran cantidad de vías en las que en un determinado paso no he llegado a un monodeo o a una regleta por centímetros y he tenido que hacer un bloqueo más. Y en la escalada todo suma..

  6. El grado es solo orientativo, lo suele poner en todas las guías de escalada. Solo se le dio importancia cuando empezaron los absurdos piques de «quien es el primero en hacer tal grado», «quien hace mas grado» y el tan egocéntrico «me ha sido muy facil, le doy medio grado menos».

    De hecho los grados varían de una escuela a otra, no es lo mismo un 7a de Espiel en Córdoba que en Etxauri en Navarra, ni si quiera en la misma escuela una vía de placa y una desplomada. ¿O acaso somos morfológicamente iguales? como maquinas creadas en la misma fabrica.

  7. Muy de acuerdo con la opinion. Y en cuanto a lo de la estatura no estaria mal graduar las vias y bloques con un grado para altos (pongamos mas de metro ochenta), bajos (menos de metro sesenta y medianos… Aunque esto uno ya lo intuye cuando ve la via

Los comentarios están cerrados.