Categorías
Editoriales revista Desnivel

Superación e imaginación

ENTRE las muchas historias que puedes encontrar en este número de Desnivel que tienes entre las manos tres de ellas destacan por su interés humano.

Simone Salvagnin es ciego, lo que no le impide escalar, esquiar, montar en bici, viajar, hacer fotos y vídeo… “El reto es hacer las cosas. Y cuantas más pueda hacer, más alejo los límites y más fuerte vuelvo a casa”. El porqué lo resume su amigo Urko Carmona (escalador a quien le falta una pierna): “Tenemos las mismas ganas de vivir que cualquiera, solo que al tener que poner más energía, a veces las triplicamos”. En la entrevista que hacemos a Simone Moro repasamos temas de actualidad, como la situación del rescate en helicóptero en el Himalaya (muy costosos, pero es mucho lo que los pilotos y los propietarios de los helicópteros arriesgan) y su versión sobre la grave agresión que Ueli Steck, Jon Griffith y él mismo sufrieron en el campo 2 del Everest. Esta frase de Simone resume la línea que se cruzó aquel día: “El peligro viene de los hombres, no de la montaña… Increíble”. Respecto al debate eterno sobre el oxígeno, cuerdas fijas, masificación…, la respuesta de Simone resume lo que muchos pensamos: “El Himalaya te ofrece la posibilidad de ir a un montón de montañas que no tienen estos problemas, que no tienen ni campamento base, y muchas de ellas ni siquiera están ascendidas…”. Aventura y lejanía no tienen por qué ir unidos. Puedes marchar a miles de kilómetros, al campo base del Everest –donde convivirás con más de un millar de personas– o ascender a su cima –que alcanzarán los mismos días otras seiscientas personas– utilizando cuerda fija desde el base hasta la cumbre. Si buscas soledad, aventura y compromiso no vayas allí. Sólo hace falta imaginación.

El tesoro está cerca de casa

Pasa lo mismo en nuestro Pirineo si subes uno de los tresmiles mas populares en pleno mes de agosto… Y sin embargo, también en el Pirineo puedes vivir, en las mismas fechas, una de las más interesantes, innovadoras y comprometidas actividades alpinísticas del año. Tan comprometida que el riesgo que se asume, como reconoce Eloi Callado, su protagonista, puede ser excesivo. “No hay que irse tan lejos como uno cree para encontrarse. El tesoro a descubrir está muy cerca de casa. Tan cerca como en las montañas que te han visto crecer como alpinista. Tan cerca como en tu interior. Y así es como un buen día me sorprendí a mí mismo retomando el viejo proyecto transpirenaico de cruzar todo el Pirineo escalando…”.