Categorías
General

Magdalena. Arista sur. LOS MALLOS IMPOSIBLES.

Imposibles de suscitar el menor interés entre los habituales de Riglos.

Hombre,  yo lo entiendo, está un poco más alejado, no hay senda, hay

mucho pincho, sus paredes no son muy verticales y la roca… se sostiene

para formar un mallo. Pero curiosamente es el más gordo de todos los

mallos pequeños. Es enorme. Es casi un macizo.

  .

Está presente como los demás, Aguja roja, Cored… Pero a pesar de esto es

como si nadie lo hubiese visto jamás, excepto una cordada que por el año

1971 hicieron una via por la cara oeste. Ver guia Montaner-Orús.

Entonces, cual es el interés. Bueno, un dia pensé que nunca habia subido a

ese mallo. ¿Será posible después de tantos años? Se lo propuse a Yarza y me

dio la venia.  Ya hubo un francés que ante la pregunta de, porqué subia

montañas, dijo, porqué estan ahí. Pues eso.

Tambien hay otra razón para llegar a esa cima, además de ser el más gordo,

es el más alto, bueno, el que a más alta cota esta su cima, quizás igualado

más o menos con la Peña Don Justo.  La cola del macizo  del Pisón-Visera

esta más alta, pero desde luego la Visera y el Pisón están más bajos, lo que

le dá a esta cima unas panorámicas estupendas y a nosotros la posibilidad de

hacer fotos a los mallos pequeños próximos que se ven muy por debajo.

Asi que en el mes de febrero en dos fechas muy separadas por las lluvias nos

fuimos Jesús Yarza y yo, a subir el Magdalena por su arista sur, comenzando

la escalada desde la brecha que la separa del mallo «Pegao».(Angel Lopez).

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

Esta nueva via queda así.

1ª tirada, 35 metros IV grado, 4 paraboles.  Reunión, 2 paraboles.

2ª  »         40  »      paso de V o Ao y III, 2 » 1 clavo. Reunión sobre Sabina.

3ª  »         20 »       II.             Sabinas.                Reunión sobre Sabina.

4ª  »        15  »   Rodear torreón rocoso delicado.   Reunión  2 paraboles.

5ª  »     45  »   III+ muro tumbado, 1 parabolt y sabinas. Reunión Sabina.

A partir de aquí y hasta la cima se puede subir sin encordar y andando. Mas

de 100 metros.

  Paseos  

Previamente a esto en diciembre, me dí dos paseos-exploración por las

canales que rodean a este mallo. No hay señal de camino, solo glera y selva,

carrasco, coscoja y aliaga. Si acaso trazas de jabalí, adonde se vé el suelo

limpio, pero a unos cuarenta centimetros de altura las ramas se  mezclan

formando malla. Esta espesura la vas capeando ora con las manos

enguantadas ora con el machete-sierra y si no queda más remedio haciendo

el jabalí, cuerpo a tierra y con los codos hasta que encuentras el claro-glera

y lo sigues hasta el próximo paquete de maleza pinchuda, adobado todo esto

con zarzas de vez en cuando.

  .

  .

  .

  .

Que por qué se hace esto? Pues… porque te has propuesto dar la vuelta y la

curiosidad de ver que hay más adelante…te proporciona la gasolina.

En el segundo, subí hasta la cima y bajé por el camino del Colorao hasta la

balsa.

  .

  .

  .

Tiempo después, ya en febrero, con Jesús y entre las dos fechas que

empleamos en hacer la escalada, aprovechamos un dia en que el frio hacia

imposible la trepada, para explorar rutas de descenso. Subimos por la Canal

derecha del Magdalena. Hicimos cima, se llega andando.

  .

  .   

  .

  .

  .

  .

  .

Y bajamos a duras penas por la izquierda, osea entre el Magdalena y Herrera

La espesura era tal (zarzas) que a la mitad pensamos en volvernos, pero nos

dimos cuenta que ya no era posible y continuamos hacia abajo, flotando

sobre las zarzas a más de un metro del suelo. Nunca me habia ocurrido.

Continuamos aplastando, cortando y flotando. Cuando ya estábamos

dispuestos a que las zarzas, se nos comieran, de pronto la canal se acabó.

Y aparecio una glera y la ladera que nos condujo al pie del Angel Lopez,

donde habiamos dejado el material de escalada. Llegamos sudorosos y

calentitos a pesar de que  a las once de la mañana el termómetro marcaba

7º bajo cero.  Aprovechando el ardor guerrero que llevábamos, que daba el

sol y que en ese rinconcito no pegaba el aire, le dimos un toque a la cara sur

del Pegao (Angel Lopez) abriendo la primera tirada.

Despues de la tercera exploración, el asunto del descenso queda de esta

manera.  En rapel por el mismo sitio que has subido, se puede, pero tiene

pegas, en el último rapel, (dos paraboles) hay que sacar el nudo unos metros

para salvar un resalte y en el penúltimo sobre sabina, en vez de un rapel

largo hacer dos cortos, para que no roce tanto, si nó, se atasca y en todos

ellos pueden caer piedras provocado por las cuerdas.

  .

Para las opciones de a pie, llevar calzado para caminar.

La una es, descender andando  desde la cima hacia el norte y una vez en la

ladera, hacia el oeste, buscando el camino que pasa junto al Colorao y que

nos conduce hasta la balsa.

  .

Y la otra, como en la anterior, una  vez en la ladera girar a la derecha, osea

al este y entrar en la Canal, entre el Magdalena y el mallo de la Canal.  Con

algún corto destrepe se llega hasta el camino.

  .

Estas dos últimas,  serian mejor solución que los rápeles.

MALLO ANGEL LOPEZ  Cara Sur 

Ya en marzo, despues de capear varios temporales y hacer alguna otra

cosilla, el veintisiete, abrimos la cara sur y llegamos a la cima moqueando.

Los frios no son como los de los meses pasados pero el viento de vez en

cuando aún incordia.

Esta corta pero interesante via, se compone de una primera tirada facil de

buena roca con tres pasos puntuales de quinto (20 mts) tres paraboles.

  .

 

 

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

Una segunda tirada mas apretada y mantenida, siempre alrededor del quinto

grado, (se puede acerar) un paso de sexto y tres metros de cuarto, muy

vertical, con roca buena y regular (se irá limpiando) treinta y… metros,

ocho paraboles, algún clavo, puente, raiz…

  .

  .

  .

  .

  .

  .

  .

La reunión la hice con un parabolt (la máquina se quedó sin bateria)  que se

completó subiendo unos metros hasta alcanzar una sabina y volviendo de

nuevo al parabolt.

  .

Y la tercera, de veintitantos andando con precaución hasta la cima.

  .

  .

 

  .

  .

3 respuestas a «Magdalena. Arista sur. LOS MALLOS IMPOSIBLES.»

Chapeau!

Alucinantes actividades con espíritu de aventura…. ¡hoy en día! ¡Qué cojonera, macho!

a seguir así

Un abrazo
Carlos Alda,
Zaragoza

Hoy hemos subido tu via del pegao, Santiago Leon, Ramon Soguero y yo; Nos ha gustado mucho.

Santiago se ha probado la pierna operada y yo como se puede escalar con el tendon cubital casi cortado y el fibrocartilago trianguar roto. Me tenian que haber operado el jueves pero como suspendieron la operación he subido tu via.
Enhorabuena por tu trabajo en las paredes.

Pablo

Los comentarios están cerrados.