en Escaladas en Alicante

TOTAL BRUTAL AL TOZAL DE LEVANTE

Los escaladores experimentados no necesitamos la ayuda de burdos pronósticos meteorológicos. Esos fríos modelos matemáticos son escopetas de feria si los comparas con la predicción que puede realizar un aguerrido montaraz como Charly o como yo. Nuestra sintonía con la naturaleza nos permite recibir señales totalmente imperceptibles para los advenedizos: el aroma del polvo bajo los pies, el acrobático vuelo de los vencejos, la proliferación de hormigas voladoras,  la  secreción de baba del caracol… No hay algoritmo matemático que pueda relacionar tal cantidad de inputs de manera casi instantánea y obtener una solución con tantas garantías como lo hace nuestra mente.  De hecho, cuando cogimos nuestros forros polares y nuestras chaquetas, no lo hicimos por atender a las advertencias de El Majo, que había escuchado al hombre del tiempo vaticinar la llegada de un frente frío y húmedo a las 14.00h O’clock. En realidad los cogimos por inercia, por esas ansias de cargar más y más peso sobre nuestras piernas titánicas.

Reseña

El objetivo aquel día era escalar la prometedora y recién nacida Brutal Total, abierta a base de sangre, sudor y lágrimas yeclanas, en un estilo que definieron como «A sartenazo limpio».  El Majo se adjudicó por decreto el primer largo, creyendo que iba a disfrutar de una escalada Rodellaresca sobre una gran chorrera de 7a. Los dientes de coral y unos pasos técnicos sobre roca terrosa limitaron bastante su diversión. Este primer largo resultó ser un diamante en bruto o mejor dicho, un diamante en Sucio, ya que una buena barrida podría hacer de él uno de los largos más destacados del Tozal. Por nuestra parte, Charly y yo, decidimos darle una lección de interpretación meteorológica a nuestro joven acompañante, abandonando a pie de vía la mochila cargada con ropa de abrigo, contraviniendo frontalmente los postulados de Maldonado.

El Majo peleando en el L1

La visión del segundo largo desde la R1 motivó la apertura de los mercados, dando paso a la especulación y al regateo -¡Vendo, vendo! – ¡Este largo esta hecho para tí! –¿Qué ofreces? -Yo cambio el 4º por el 6º y me llevas las zapatillas! ¿Alguien da mas?- 

El L2 es en mi opinión el mas difícil de encadenar, sobre todo si tienes hijos o si te espera en casa una mujer bonita. Es de esos en los que pasas más tiempo imaginando las consecuencias de una caída que prestando atención a la escalada que tienes por delante. Realicé los primeros movimientos con decisión, resolviendo la parte más compleja y me interné en una travesía inprotegible a paso de tortuga, aplicando a cada canto el correspondiente triple test: 1, inspección visual, 2,  prueba de sonido, 3, prueba de tracción. Al alcanzar la R3 me di cuenta de que el ambiente se había tornado gris y gélido y para cuando llegaron mis compañeros  yo ya estaba tiritando de tal modo que apenas podía manipular las cuerdas. El silencio en las reuniones era total, salvo por algún comentario sutil de El Majo del estilo de -¡¡Me cago en la puta hostia!! ¡¿Por que cojones habéis dejado abajo la mochila con la ropa ?!

Charly iniciando el diedro del tercer largo

El tercer largo comienza con un bello diedro desplomado de 6b+ .  Charly intentó dominar la hipotermia a base de respiraciones yóguicas pero cada vez que traccionaba de un agarre, su cuerpo comenzaba a temblar como si aquellos cantos le estuvieran electrocutando. Acurrucados en la reunión no pudimos ver cómo se las ingenió para acabar el largo, que reservaba un exigente paso de 6c+/7a en su parte final.

A la altura del L4 ya estábamos casi totalmente envueltos por una nube gris. Esta tirada ofrece una escalada peñonera que requiere resistencia y determinación en partes iguales. Haciendo gala de ella,  El Majo se lanzó a por unos grandes bolos algo retirados del trazado de la vía y aparentemente descompuestos con el último seguro considerablemente lejos. Charly y yo cruzamos una mirada que apenas duró un segundo pero que valió más que mil palabras, yo volví a mi posición fetal y Charly comenzó a recitar su mantra para los momentos de adversidad– Mare, mare…Mare, mare…Mare, mare…-

travesía delicada para llegar a la R4

El quinto largo es un verdadero regalo para los sentidos.  Esa enorme placa de roca excepcional y el glorioso vacío tienen un efecto alucinógeno mas fuerte que un cocktail de mescalina y LSD. Comencé a retorcerme como una lagartija en busca de las gotas de agua, hacia un lado y hacia el otro, visualizando cada secuencia antes de realizarla.  Sentí cómo una poblada cabellera rubia rebosaba por encima de mis hombros, la cinta fuertemente atada a mi cabeza  empapaba el sudor de mi frente y la cantata nº33 de  Johan Sebastian Bach sonorizaba la escena. Y durante aquellos eternos minutos creí ser Patrick Edlinger (o una grotesca caricatura suya).

comenzando el elegantísimo L5

LOS HECHOS Y PERSONAJES DE ESTA HISTORIA SON FICTICIOS, CUALQUIER SEMEJANZA CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA

PD. Aunque la vía dista mucho de ser una escalada deportiva, el material flotante es prácticamente innecesario. Las secciones más duras, en torno al 6c+/7a, están equipadas con alegría y son bastante obligadas. Me alegra mucho poder afirmar que esta vía NO SERÁ UNA CLÁSICA.

 

  1. No se como te las apañas pero siempre eres capaz de sacar el lado simpático, agradable y pintoresco de las actividades. Diosssssssss que frio que pasamos, copónnnnn.
    Una narrativa, como siempre, enriquecedora y muy entretenida.
    Majo la próxima vez te llamo, por aquello de que eres amigo del Maldonado, j,j,
    Un saludo

  2. Buenísimo el escrito Javi. Enhorabuena por la vía. Mare mare mare!!!!! Me encanto!!!

  3. Sois mis ídolos!! de mayor quiero ser como vosotros. Muy buena la electrocutación del Charly hipotérmico al agarrar los cantos.

  4. jajaja muy buen relato javi¡¡ Me alegro que lo pasarais tan bien, sobre que no sera una clasica de la pared, ni falta que hace…es tan buena que me la reservo pa unos pocos elegidos.
    El «a sartenazo limpio» es nuestro sello de calidad…por eso me hacia gracia que dijeran que el ultimo largo de fuga de cerebros no estaba abierto desde abajo, siendo abierto de la misma manera, bueno esa y todas nuestras vias, solo que aki dijimos de no añadir nada de lo que se puso, no como en la fuga ni en anteriores…
    Tenemos que dejar nuestro legado a los jovenes/puretas que estamos matando el compromiso en las vias y no va quedar nada para prepararse pa los marrones serios. 🙂 Yoni

  5. jajajajaja muy bueno javito,la verdad es que no le hacéis ni caso al «pollo»en cuanto al tiempo,la vía es muy muy buena para mí y para los amantes del todo terreno.La verdad es que qué sería una vida sin estas subidas de adrenalina, sin esa risa/pánico y en compañía inmejorable,gracias por regalarme estos momentos tan guapos gente.
    Y a esa sangre yeclana que nos regala esos rutómetros,enhorabuena yoni y nene.Mare,mare,mare jijijijiji

Los comentarios están cerrados.