en General

Soy un auténtico Cretino

Desde hace más de un año que, cada vez que abro el Blog, lo primero que me encuentro es un mensaje que dice “Es un autentico cretino el Mercury este”. Se trata de un comentario que dejó hace tiempo un tal Fernando Gutierrez . Este tipo de comentarios siempre llevan aparejados nombres y apellidos de los más frecuente, José Pérez, Manuel Gómez, Fernando Gutierrez… Quizás haya una cierta correlación entre el hecho de tener un nombre y apellido común y el de dedicarse a contaminar las redes con mensajes negativos, insultantes e irrelevantes. La cuestión es que el maldito comentario aparece inexorablemente en la parte superior del escritorio, en negrita y en un color naranja chillón difícil de ignorar. Aunque por el momento no es público y por tanto solo puedo verlo yo, he intentado eliminarlo en numerosas ocasiones. También lo hizo el webmaster. Incluso recurrimos a tutoriales de youtubers ecuatorianos, pero no tuvimos éxito (he de reconocer que llegué a sentir orgullo por haber despertado el interés de semejante hacker). Al parecer este mensaje fue implantado en la médula espinal del blog, en su mismísimo código genético e intentar extirparlo podría tener consecuencias irreparables. Decidí no hacerlo.

He vivido año y medio atormentado ante la posibilidad de que este tumor decidiera mutar, hacerse público y extenderse por la red irremediablemente. Sin embargo, hoy, hace apenas unos minutos, al leer por enésima vez ese insistente mantra “Es un auténtico cretino el Mercury este” he experimentado una iluminación; una epifanía. Donde antes no podía ver nada, una VERDAD reveladora se ha manifestado ante mí: soy un auténtico cretino (al menos para Fernando González).

Las verdades hay que recibirlas con los brazos abiertos y a puerta gayola. Abrazar la verdad sin resistirse produce un placer trascendental. Yo, hace un par de minutos, he aprobado definitivamente el dichoso comentario, haciendo pública esa visión “Fernandiana” de mi mismo. Me siento liberado, espiado y no puedo borrar de mi rostro una sonrisa ascética.

Paradójicamente, el comentario de “Fer” no estaba asociado a ninguna entrada concreta del blog, por lo que ha aparecido directamente en Mi Perfil, ¡¡¿puede haber algo más bonito?!!