Categorías
General

DE VUELTA EN DUSHANBE (II)

 img_1474.jpg

Esperaba contaros algo de nuestra montana y nuestra expedicion, pero he cambiado de opinion.

Se supone que estoy en este blog por fotografo, no os preocupeis: apartir de primeros de septiembre tengo preparada una seccion que se titulara, 10 CONSEJOS FOTOGRAFICOS DE ALTURA.

Ademas en mi pagina wed, www.javierselva.es aparecera un relato integro y personal de esta expedicion, mas un audiovisual y un cuaderno de notas de las observaciones del viaje. Pero ahora, en los ultimos momentos de este viaje tan especial, me permitireis que me abandone al hedonista ejercicio de la melancolia y la nostalgia.

Acabamos de regresar de comer, nuestra ultima comida de esta expedicion, y como de costumbre las sorpresas no se acaban hasta que los viajes no finalizan. Perdonarme por la sinceridad, pero creo que hemos comido en una casa de lenocidio. Este es un pais musulman, suave (ismaelitas), pero musulman al fin y al cabo.

Escena: entramos en un local aparentemente lujoso, una sola mesa ocupada, tres senoritas de vestimenta breve, bebiendo vino (frances). Nos sentamos en la mesa de al lado. Tambien para nosotros vino (frances -lastima de Rioja-). El camarero las trata como si fueran de la casa (quizas lo sean). Nosotros, incorregibles, hablamos de las montanas del ano que viene. Senorita que se levanta. Piernas infinitas, escueto pantalon corto, escote generoso, (interrogacion) aqui. Una vez mas el sitio equivocado a la hora equivocada. Sorprendente: ni nos miran. Nosotros: ni la hora. Vocka para finalizar, ya sin senoritas: cuantas vidas como estas para vivir juntas, todas.

Paramos un momento a comprar un regalo. Reconocen nuestro idioma:

– sois espanoles

– yo, andaluz

Miro despacio, la unica tayika peliroja con camiseta ajustada de cafe conocido, va de la mano de nuestro compatriota andaluz. Demasiados siglos de sabiduria musulmana para intentar comprender. Se conocieron en China y esta noche se separan porque coje el mismo vuelo que nosotros. Tantas vidas distintas… y estan en esta.

Recuerdo: Mongolia, pueblo perdido en mitad de la estepa.

– sois espanoles

– yo de Lepe

– estoy haciendo de Hong kong a Lepe sin medios aereos

– claro, solo por tierra, no vale nada que no tenga los pies en el suelo

– llevo varios meses (no se muy bien cuantos), no tengo prisa, seguro que algun dia llegare

– fue un dia de borrachera con los amigos…, que no me atrevo. Me marcho la semana que viene.

Los andaluces, a la chita callando, van dandonos una leccion de vida.

Y estos son los viajes, companeros. Espacios de libertad, capacidad de sorpresa. Otros mundos, otras personas. Literatura y vida. Descubrir que otros mundos son posibles, que otras vidas existen y que, aunque parezca increible, no estamos tan lejos de ellas.

Ademas existe la fotografia… o no (!toma vodka de despedida en Tayikistan!)

Salud