Lara Magdaleno Huertas

Inteligencia Somital 2

– ¿En qué estás trabajando, IS?

-En una exposición de pintura sobre la obra de Caspar Wolf, ya sabes, el famoso pintor suizo que tan bien retrató los Alpes.

-Ah, ¡qué interesante!

-Pero lo voy a actualizar.

– ¿Qué? ¿Cómo vas a actualizar la obra de un pintor?

-Voy a pintar encima- declaró categóricamente.

– ¡No puedes hacer eso! – exclamé horrorizada.

-Otros lo hicieron, mira a Velázquez.

-Pero Velázquez pintó sobre sus obras, al igual que otros pintores, no fue otro artista el que lo hizo. Además, tú no quieres hacerlo por precariedad para reutilizar un lienzo, ¿cuál es el motivo de tu esperpéntica idea?

-Le voy a dar una visión más realista. Le añado fantasmas.

– ¿Cómo?

-Sí, espectros, como la tercera pierna fantasma del retrato a cuerpo entero de Felipe IV.

– ¿Tercera pierna? ¿Tenemos una nueva figura alpina que es la tercera pierna del tercer hombre?

-No, verás, Velázquez manipuló el cuadro unos años después de pintarlo, cambiando, entre otros elementos, la posición de las piernas del rey. Con el tiempo y el deterioro de la pintura de las capas añadidas, se han vuelto visibles las partes más profundas. Por eso vemos la pierna fantasma.

– ¿Y eso qué tiene que ver con Caspar Wolf? – pregunté intrigada.

-Le voy a añadir individuos fantasma a sus obras. Muertos, en realidad, que se habrá cobrado la montaña en todos estos años desde que él pintó sus lienzos. Así ganará en realismo. Esas montañas vírgenes ya no existen.

-Opino que no es ético- sentencié.

-Puede ser, pero como soy un algoritmo, yo no tengo de eso.

– ¿Realismo?

-No, ética.

-Pues no te vendría mal. ¿Oye, desde el cariño, por qué no te centras en la línea del tercer hombre, que es algo más útil para ayudar a los montañeros en apuros?

-Tienes razón. Pero también lo voy a optimizar. Voy a utilizar elementos de la idea anterior: la pierna fantasma del tercer hombre.

-Miedo me das. ¿Eso qué es?

– Pues es algo así como los trasplantes. De un tercer hombre podrá indicarte un tercer brazo, portearte un tercer torso o abrir huella unas terceras piernas- respondió y siguió con sus cálculos algorítmicos.

Preferí no responderle. A veces se ofende. Se está humanizando demasiado.



7 comentarios en «Inteligencia Somital 2»

  1. Felicidades de nuevo, Lara!
    Realmente la IS /IA empiezan a dar un poco de miedo, sí…gracias por “advertirnos” de una manera tan genial 🤗 Esperando el siguiente relato!!

    Responder

Deja un comentario