por

«La batalla mental»

¡¡Volvemos con noticias de última hora!!

Después de unos días de sufrimiento esperando la llamada de Pedro Cifuentes, hemos conseguido hablar con él. Afortunadamente, se encuentra sano y salvo, pese al cansancio y todas las adversidades que la Torre sin Nombre le ha estado lanzando.

Tal como nos ha contado Pedro, ha estado pasando por unos días de extrema dureza y cansancio, pero ya se encuentra en la travesía que le lleva un paso más cerca de alcanzar la cima. Los últimos tres largos han sido muy técnicos, y el esfuerzo de izar los petates, que se enganchan con mucha facilidad, también han contribuido a este cansancio. Sin embargo, todas las noticias no son buenas: en palabras de Pedro Cifuentes, el panorama es más que desolador.

Según nos cuenta, parece que ha habido grandes desprendimientos en la Torre sin Nombre. El riesgo que esto implica es muy alto, pues no encuentra apenas posibilidades de pasar por ahí con certeza de salir ileso. Puesto que nuestro escalador lleva dos petates de unos 60kg de peso, el riesgo aumenta mucho más.

No existe posibilidad de asegurarse, y la situación está tan tensa que, como Pedro nos ha contado, hay más de 800m de caída libre al vacío que implicarían una muerte segura. Un pequeño error significaría desprenderse al instante. Además, encontrarse a 5500m de altitud también supone un extra al esfuerzo físico que tiene que soportar.

La situación en la Torre sin Nombre está muy tensa: la lucha por la supervivencia y conseguir el logro que Pedro se ha propuesto han hecho mella en nuestro escalador. Como nos ha dicho, ha decidido dedicar un día únicamente a la reflexión. No sabemos que ocurrirá hasta que recibamos su próxima llamada con su decisión final.

Pedro está al tanto de todo el apoyo que está recibiendo y al menos esto le consuela. Aún no sabe que hacer y la batalla que ahora se está librando es puramente mental.

¿Decidirá Pedro arriesgar su vida para conquistar la Torre sin Nombre o tomará otra decisión más segura? Lo sabremos próximamente.