Desnivel Blogs

LOS ALBERGUES EN OCASIONES NO SON LO QUE PARECEN¦

Con dos años de retraso se estrena en nuestro pais la comedia francesa œEl Albergue Rojo (œL´auberge Rouge), nueva versión del clásico del mismo título estrenado en 1951, que a su vez se inspiró en un terrorífico suceso ocurrido en 1833 en Lanarce (Ardeche, región de Rhône-Alpes). La película nos narra en clave de comedia negra la história real de Pierre y Rose Martin, propietarios de la posada œl´Auberge Rouge, que durante años se dedicaron a robar y asesinar a sus huéspedes, enterrándolos en la montaña. Aprovechando la proximidad de los Alpes, el albergue servia de punto de avituallamiento para muchas diligencias que cruzaban Francia con destino a Italia y Suiza.

La versión actual, dirigida por Gérard Krawczyk, conocido por su œremake de œFan Fan La Tulipe y por sus tres incursiones en la serie de películas œTaxi, está filmada en clave teatral, como si de una gran ópera bufa se tratase, ambientada en una zona de alta montaña llena de peligros, donde el frio, la nieve y la niebla acechan a los viajeros que se atreven a pernoctar en el Albergue Rojo.

La versión de 1951, dirigida por Claude Autant-Lara, protagonizada por el genial cómico francés Fernandel (œDon Camilo), narraba en el mismo tono de comedia oscura las aventuras que viven los pasajeros de una diligencia que llegan al albergue por culpa de un accidente. Pierre y Marie (el nombre real de la esposa) propietarios de la Posada de Peyrebeille, conocida como œl´Auberge Rouge por la sangre derramada por sus víctimas, fueron condenados y guillotinados por haber asesinado y robado a los viajeros que tuvieron el infortunio de llamar a su puerta. Antes de servir de inspiración para la película de Claude Autant-Lara, y ahora de Gerard Krawczyk, el asunto dio a Honoré de Balzac suficiente material para escribir una novela publicada en 1831, que a su vez fue el origen de dos películas mudas, la primera dirigida por Camille de Morlhon en 1910 y la segunda rodada por Jean Epstein en 1923.

La película actual cambia algun detalle de la novela y de la história real, como por ejemplo la situación geográfica de la posada. En esta ocasión, aunque se sigue ambientando la acción en 1833, el albergue no está situado en los Alpes sino en el Pirineo francés, en algún punto entre Gavarnie y Luchon. La película se filmó íntegramente en los Pirineos, desarrollándose parte de la acción en zonas de alta montaña, donde el equipo de rodaje y los actores se esforzaron para llevar a buen puerto la filmación. Todos los paisajes naturales (de gran belleza) que aparecen en la película están filmados en la región de Ariege Pyrennees, cerca de Ax les Thermes y en Gavarnie, dentro del Parque Nacional de los Pirineos. También se rodó cerca de Cauterets, concretamente en el Pont d´Espagne, justo debajo del lago de Gaube, desde donde parte el camino hacia la cara norte del Vignemale y el Vallon de Puey Trenous.

Para poder rodar dentro del Parque Nacional de los Pirineos fue necesario solicitar un permiso especial del gobierno francés, donde se dejó muy claro que no se dañaría ni la fauna ni la flora del parque, que solo se utilizarían pistas forestales de servicio para rodar con vehículos y que en ningún momento se construiria ningn decorado dentro del parque. Se filmaron exteriores y paisajes para crear fondos, montañas nevadas y bruma matinal para tener diferentes recursos a la hora de crear el œlook final de la película, frio y oscuro. Sin llegar a ser tan tenebrosa como œEl Pacto de los Lobos (otra gran história de alta montaña) en el filme que nos implica los bosques, la nieve, las cascadas y en general, la atmósfera de alta montaña del Pirineo, están presentes en todo momento, ayudando al espectador a sumergirse en la atmósfera y en la história, contando siempre con la complicidad de todos los actores, realmente geniales en sus papeles.

Los amantes de los trekkings y los viajes por los Pirineos, reconocerán algunos de los impresionantes paisajes que nos muestra el filme de Gérard Krawczyk, una película curiosa, divertida y llena de humor negro, donde la montaña en este caso, ayuda a encubrir los crímenes de uno de los matrimonios mas letales de la história de Francia.