Categorías
Alpes Suizos

DESCUBRIENDO CRANS-MONTANA

Plaine Morte – Wildstrubelhütte – Les Violettes

Ficha técnica
Máxima altitud: Pointe de la Plaine Morte, 2.927 m.
Dificultad: F+, PD+ con nieve.
Desniveles: +45 m, -153 m, +78 m, -61 m, + 61 m, -455 m, +101 m, -288 m.
Tiempo: 4 h-5 h (solo ida).
Cartografía: Topo Rando Crans-Montana – Sierre, 1:25.000.

Itinerario semicircular de gran belleza que nos descubre el inmenso glaciar de la Plaine-Morte, de 10 km2, situado justo en la frontera entre el Valais y el cantón de Berna, a los pies del Wildstrubel. Durante la primera parte del recorrido nos acompañará un paisaje lunar único en el Valais. Pocas veces nos hemos sentido tan lejos de los Alpes y a la vez tan cerca de sus cumbres míticas como el Matterhorn o el Mont Blanc, bien visibles desde la Pointe de la Plaine Morte. Aunque no es un itinerario complicado, recomendamos tener precaución al cruzar algunos pasos con nieve y hielo, incluso en verano. El Wildstrubelhütte fue construido en 1927 y con el paso de los años ha experimentado varias renovaciones, siendo ampliado durante la temporada 2004-2005 manteniendo el antiguo edificio como homenaje a los inicios del alpinismo deportivo en la región.

Descripción del recorrido
Desde Montana subiremos en telecabina hasta la Cabanne des Violettes y seguiremos con el funitel hasta la Plaine Morte. La estación superior (2.882 m) ofrece una magnífica visión panorámica, pero si queremos disfrutar de una visión global sobre una buena parte de los Alpes del Valais, seguiremos el sendero que asciende hacia el O hasta la cumbre de la Pointe de la Plaine Morte (10 min; 2.927 m). Desde este privilegiado mirador iniciaremos el descenso hacia el NO, acompañados por el enorme glaciar de la Plaine Morte a nuestra derecha. Aunque avanzamos con seguridad, nunca está de más prestar atención en caso de encontrar nieve, pues nos encontramos en uno de los puntos más altos de la región y el terreno rocoso puede jugarnos malas pasadas. Descenderemos rápidamente hasta llegar a un desvío (2.741 m; 30 min) junto a la Pointe de Vatseret (2.812 m), un promontorio rocoso que se erige a nuestra derecha. A nuestra izquierda dejaremos un sendero que desciende hasta el Lac de Huiton (que visitaremos más tarde) y seguiremos hacia el NO, dejando atrás el glaciar y dos pequeños lagos, para iniciar una fuerte subida hasta el Wisshorelücke (2.852 m; 1 h), un paso estratégicamente situado entre el Wisshore (2.948 m), con su misteriosa base «de no sabemos qué» en la cumbre, y el Rohrbachstein (2.950 m). Desde este punto realizaremos un corto recorrido de ida y vuelta hasta el Wildstrubelhütte (2.791 m; 1 h 12 min), descubriendo de paso el pequeño glaciar del Wisshore y el paisaje que se abre a los pies del refugio, con el Iffigtal, el valle que desemboca en Lenk (Berner Oberland), como telón de fondo. Tras unos minutos de descanso en el refugio, volveremos a subir hasta el Wisshorelücke (2.852 m; 1 h 30 min) y seguiremos el sendero bien marcado que parte desde el collado hacia el SO siguiendo la arista N-NE del Rohrbachstein.Al llegar a la cota 2.811, ante nosotros se nos abrirá el inmenso circo de la Plaine Morte, inhóspito y desolado. Aunque parezca algo complicado, un pequeño paso equipado con cadenas nos ayudará a descender (destrepando) a través de las rocas, realizando un giro hacia el S, donde descubrimos la cara Este del Rohrbachstein.

Una vez completado el destrepe, seguiremos bajando siempre hacia el S a través de una inmensa tartera que, aunque parezca inestable, facilita el avance sin problemas hasta la orilla del Lac de Huiton (2.575 m; 2 h 10 min), con la Pointe de la Plaine Morte por encima de nuestras cabezas. El sendero se suaviza y poco a poco vamos perdiendo altitud a través de la Plaine Morte, cruzando algun que otro riachuelo fruto del deshielo o del desagüe del Lac de Huiton. Llegaremos a una zona más rocosa (2.449 m; 2 h 40 min) que sirve de línea divisoria entre la Plaine Morte y el valle que desemboca en Crans, con el enorme lago de Tseuxier a nuestra derecha hacia el O. Dejaremos a nuestra derecha el sendero que desciende hacia dicho lago y hasta Crans y seguiremos perdiendo altitud ahora hacia el E, siguiendo el sendero bien marcado que conduce hacia el Col de Pochet. La visión panorámica que nos acompañará durante una media hora es impresionante, llegando hasta una pequeña planicie donde se suele acumular agua prodecente del deshielo del Tubang, la Pointe de la Plaine Morte y sus cumbres vecinas. A partir de este punto (2.397 m; 3 h 15 min) iniciamos una buena subida (SE) hasta el Col de Pochet (2.498 m; 3 h 35 min), situado entre las cumbres del Tubang (2.826 m) y la Bella Lui (2.548 m). Una vía de ascensión equipada con escaleras metálicas nos conducirá en 20 minutos hasta la cumbre de la Bella Lui, disfrutando de una interesante panorámica si tenemos tiempo. Desde el Col de Pochet seguiremos descendiendo hacia el SE, dando un pequeño giro final hacia el S, para llegar tranquilamente hasta un punto donde nuestro camino empalma con el que desciende de la Plaine Morte y el Mont Bonvin (itinerario nº 12). Solo nos quedará cruzar una pequeña tartera algo inclinada para llegar hasta Les Violettes (2.209 m; 4 h 15 min), con su restaurante-refugio, punto de partida del funitel que tomamos por la mañana hasta el glaciar de la Plaine Morte.

2 respuestas a «DESCUBRIENDO CRANS-MONTANA»

Los comentarios están cerrados.