Categorías
Noruega

Folgefonn abre con espesores de 10 metros de nieve

A lo bestia. Folgefonn no solo no se conforma con ser una de las escasas estaciones de Europa que sol abren en verano, sino que lo hace mejor de lo que han estado las estaciones en el Hemisferio norte.

Los primeros esquiadores que llegaron este pasado 4 de mayo a sus pistas, se encontraron con pasillos de nieve para poder usar los remontes. Y es que en la parte más alta, se ha tomado un registro de 10 metros de espesor, mientras que en las pistas los grosores oscilan entre los 7 y 8 metros.

Aunque son registros que pueden sonar ‘heavys’, para Folgefonn es algo relativamente habitual. De hecho solo abre a partir de la primavera porque antes, en invierno, es imposible de la cantidad de nieve que les cae, que hace que ni se pueda acceder a las instalaciones. Es más, desde que abrieron este 4 de Mayo, les ha nevado otro metro y medio de nieve más… por si no tenían suficiente!.

La preparación de la estación para su arranque de temporada aquí es al revés que en el resto del mundo. Mientras en cualquier estación se los operarios trabajan tranquilamente sin nieve en las pistas porque es otoño, aquí el personal antes ha de sacar toda la nieve de los accesos. Una vez acabada esta faena, tienen que desenterrar remontes, ponerle los cables, revisar que las torretas no hayan cedido demasiado por el peso de la nieve, etc… Hay que tener en cuenta que toda las toneladas de nieve que cae durante el invierno no la retira nadie, y van acumulándose una tras otra hasta hacer una dura capa compacta.

Se suele usar palas excavadoras para desenterrar los remontes y en máquinas pisa nieves preparadas se lleva la nieve a otras zonas. Para acabar de redondear la situación, este año encima les iba nevando constantemente. Finalmente, y como cada año, se finalizaron los trabajos puntualmente, a excepción del snowpark, que dadas las circunstancias tuvieron que retrasar su construcción para dar prioridad a otras labores.