en Alpes Suizos, Cultura

Una conversación con Ueli Steck

El alpinista suizo Ueli Steck, record de velocidad en las caras norte del Eiger y el Matterhorn sin utilizar cuerdas fijas, cerró un magnífico 2012 con una gesta única en su especie. Recordamos su aventura a través de esta conversación/entrevista, realizada hace unas semanas.

Nos encanta el cabntón de Berna y su parte mas alta, el Berner Oberland. Junto con el Valais, es el cantón que mas visitamos en Suiza y donde tenemos buenos amigos, con quienes colaboramos y con quienes creamos la guía oficial de Interlaken –  Jungfrau Region en 2011. Un gran amante de las paredes de Lauterbrunnen, y de las grandes cumbres de la región es Ueli Steck, quien, el sábado 18 de agosto del 2012, demostró no solo su potencia y su fuerza física y mental, sino también su originalidad a la hora de «parir» retos y aventuras.

Ueli Steck y Markus Zimmermann (alpinista y cámara) llegaron por la tarde en teleférico procedentes de Mürren y Birg hasta la cumbre del Schilthorn (Piz Gloria, 2.971m), espectacular mirador del cantón de Berna que pasó a la historia en 1969 al acoger gran parte del rodaje del filme “007 Al Servicio Secreto de su Majestad”. Desde el Schilthorn, Ueli y Markus volaron en parapente hasta un punto geográficamente situado por debajo del Rotalhütte, a los pies de la Jungfrau. Subieron hasta el refugio y pernoctaron en él. La noche fue muy corta porque sobre las tres de la mañana del sábado 19 de agosto, Markus y Ueli ya estaban subiendo por la arista Rotel, una de las vías de ascensión mas espectaculares de la cara norte de la Jungfrau.

A las ocho de la mañana alcanzaban la cumbre de la Jungfrau (4.158m) y se prepararon para lanzarse hacia el glaciar de la norte del Mönch. Markus Zimmermann voló hacia Wilderwill, (la primera población que encontramos después de Interlaken si nos dirigimos hacia Lauterbrunnen o Grindelwald).

Desde la cumbre de la Jungfrau, Ueli Steck despegó solo y, tras algo menos de media hora de vuelo, aterrizó en el glaciar de la cara norte del Mönch, guardó el paracaídas en su mochila y se lanzó a escalar la via Lauper. En 1h – 55min llegó a la cumbre del Mönch y una vez mas, volvió a descubrir la sensación que se obtiene al sobrevolar glaciares y aristas alpinas. El escenario cambió totalmente. Dejó atrás las cumbres del Mönch y la Jüngfrau y todo el valle de Lauterbrunnen y sobrevoló el “Eigerjöche”, pasando a poca distancia de enormes grietas y rios de hielo eternos. Ueli llegó hasta un punto ideal para aterrizar situado en el hielo que encontramos bajo las ventanas de la estación de Eismeer, abarrotadas de turistas que suben hasta el Jungfraujoch con un ferrocarril cremallera al que Ueli Steck le tiene mucho cariño desde hace mucho tiempo (este año se celebran los 100 años).

El mediodía dejó paso a la tarde. Guardó el paracaídas en su mochila una vez mas y notó como el sudor caía por su frente. Hacia mucho calor a 3.200m y el glaciar se había convertido en un horno. Con la intención de abandonar lo mas rápidamente posible Eismeer, inició la corta escalada que separa el glaciar del Mitellegihütte, uno de los refugios mas espectaculares de los Alpes situado en el filo de la arista del mismo nombre, en el Eiger. En el refugio, Ueli disfrutó de un buen plato de queso y pan suizo, mucho mejor que sus barritas energéticas. Recargado de energía, la Mittellegigrat (arista) no tardó en ser vencida y a las 15:13h pìsó la cumbre del Eiger, un lugar muy especial para Ueli Steck tras su record de 2008. Ya tenia las cumbres en el saco.

Tras un breve descanso en el Eiger, inició el vuelo en parapente sobrevolando la cara O. Se sentia muy feliz por dos motivos, físicamente estaba cansado pero bien y el día le habia acompañado en todo momento. Con las piernas cansadas aterrizó en Stechelberg, última población accesible en vehículo del valle de Lauterbrunnen. Era las 17:00 de la tarde. Recordamos con Ueli esos momentos:

Supongo que fue un momento mágico saltar desde la cumbre del Schilthorn (Piz Gloria) y volar hasta el refugio de la Jungfrau, el Rotalhütte…
Si, fue un vuelo precioso cruzando todo el valle de Lauterbrunnen hasta llegar el valle de Rotal donde se encuentra el pequeño Rotalhütte (2.755m). Desde donde aterricé tuve que subir unos mil metros hasta el refugio Rotal. Poder despegar desde la cumbre del Schilthorn, un lugar tan mítico y famoso a 2.971m, fue algo realmente especial.

¿Qué tipo de material técnico utilizaste? ¿era muy ligero?
Llevé conmigo el material mas ligero posible. Dos piolets para corredores, mixto y hielo no vertical, ropa muy ligera de tres capas, arnés, cuerda, botas, crampones y los complementos habituales (gafas y un gorro-cinta) y el paracaídas. Todo lo llevé yo encima.

¿Cómo se disfruta de la montaña con mayor intensidad, desde el aire o sobre el terreno?
Aunque son dos maneras distintas (con un punto de vista totalmente diferente) de entender montaña, ambas ofrecen un nivel de belleza y espectacularidad realmente impresionantes. Sea en la montaña o sobre ella disfruto por igual.

¿Cuáles son los mayores riesgos a los que tienes que enfrentarte en la región de la Jungfrau cuando practicas para-alpinismo?
Cuando el Föhn (masa de aire cálido y húmedo que es forzada a ascender para salvar montañas) se instala en la zona no puedes volar, es imposible. El principal peligro es el meteorológico, pues el tiempo puede cambiar en minutos. Hasta que no estás subiendo hacia una cumbre o volando, no te das cuenta de las condiciones reales.

¿Cuánto tiempo llevabas preparando la subida y el vuelo a Jungfrau. Mönch y Eiger?
El proyecto de las “Oberländer Dreigestirns” (tres cumbres principales del Berner Oberland) hace mucho tiempo que lo tenia en mente pero necesitaba práctica, pues comencé a practicar parapente ahora hace un año. Volar es algo nuevo para mi. Necesitas mucha paciencia y con el tiempo descubro que tengo que estar en muy buena forma para poder volar y escalar a la vez.

¿Habias realizado este tipo de vuelos con anterioridad?
Si, un buen número de ellos. Últimamente he volado bastante, es mas, debía hacer muchos vuelos para estar preparado. En esta ocasión, mas que un vuelo largo, tenia que hacer varios vuelos cortos, con aterrizajes muy precisos.

¿Mejor la Lauper que la Nollen en el Mönch?
En la norte del Mönch, la “Lauper Route” es mas vertical (con pasos de V o IV/A1) y mas directa. Aterricé justo en el glaciar a los pies de la vía y en menos de dos horas conecté con la arista NE del MÓnch a unos 4.030m, justo en las rampas finales de unos 40º.

El verano del 2012 fue muy caluroso, quizás no tanto como el de 2003 ¿Pasaste mucho calor el fin de semana del 18 al 19 de agosto?
Muchísimo calor. Subir a la Jungfrau por la arista Rotal fue un lujo porque llegamos muy temprano. Recuerdo que estuve sentado un rato en la cumbre del Eiger vistiendo solo con mi camiseta. Despegar desde el Eiger fue una sensación inolvidable. En ocasiones me preguntan que se siente al saltar y siempre digo que saltar no es lo mismo que despegar…

Has comentado en tu web que fue el mejor fin de semana para escalar y volar…
Realmente fue “El gran fin de semana”. Lo nunca visto. Hacia calor, había una visibilidad perfecta, el viento perfecto, muy suave y un cielo azul intenso.

¿Qué nuevos retos estás preparando, Matterhorn vs Monte Rosa o algo en Asia quizás?
Tengo varias ideas en la cabeza, espero que en breve tengáis noticias mías…

Víctor Riverola i Morera