en Alemania, Alpes Suizos, cine de montaña, Cultura

El infierno blanco de Pitz Palü (1929)

INFIERNO BLANCO DE PITZ PALÜ, EL (Die Weiße Hölle vom Piz Palü)
Director: Arnold Fanck y Georg Willhem Pabst Reparto: Leni Riefenstahl, Gustav Diessl, Ernst Petersen, Otto Spring y el aviador acrobatico Ernst Udet.

Nos encontramos delante de un grandísimo ejemplo de cine de montaña alemán en mayúsculas, una auténtica obra maestra, con un guión dramático que acentúa las relaciones entre los protagonistas y con una excelente fotografía, que volvía a colocar a los Alpes como si de un protagonista más se tratara.

La copia que hemos visionado se corresponde con la restauracion efectuada por la Filmoteca del Archivo Federal de Alemania, con la colaboracion del Instituto de la Filmoteca Alemana y Taurus Films, sobre una copia en soporte de nitrato de celulosa, la unica que se conserva, ya que el negativo original ha desaparecido. Se ha usado el certificado del censor para reordenar escenas e intertitulos que habian sido alterados de orden respecto a la obra original. La restaracion se finalizo en 1997. Gracias a este laborioso e ingente trabajo es posible hoy en dia disfrutar de la que nos atrevemos a calificar: La mejor pelicula de ficcion sobre alpinismo de todos los tiempos. No hacemos una afirmacion exagerada, el desarrollo del rodaje certifica que nunca con anterioridad se habia filmado en alta montaña de una forma tan real, ofreciéndole al espectador la mejor fotografia posible aportando una mayor veracidad a la trama. La película pone de manifiesto la grandeza de los elementos enfrentada a la pequeñez del ser humano que erroneamente cree poder enfrentarse con exito a todas las dificultades hasta el punto de sentirse el dominador de la Naturaleza, con las unicas armas del coraje y la inteligencia. La labor de los directores se divide en dos campos claramente diferenciados: Arnold Fanck se ocupa del rodaje de accion en la montaña y Georg Whillhem Pabst de la parte creativa por lo que respecta a la descripcion y ambientacion de la personalidad y estructura mental de los protagonistas con imagenes metaforicas de sus pensamientos , emociones y obsesiones, o sea de la dramatizacion mas intimista en la que era su especialidad como director de cine.

El argumento es simple: el Dr. Johannes Krafft(Gustav Diessl) y su joven esposa Maria(Mizzi Götzel) estan en la pared N. del Piz Palü acompañados del guia Christian(Otto Spring) bajo el efecto del Föhn(viento calido del Sur que por un fenomeno fisico elemental, baja velozmente y recalentado, por las caras norte de los Alpes, provocando fusion de las masas de hielo originando terribles aludes). Frente a la soberbia desafiante del Dr, Krafft se desencadena un alud que arrastra a su esposa Maria, y esta desaparece, tras haberse roto la cuerda con la que su esposo la aseguraba. Son vanos los esfuerzos para rescatarla.

Pasan tres años y volvemos a encontrar una pareja de recien casados en la Cabaña del Diablo, punto de partida de las ascensiones por la vertiente norte del Palü. Alli comocen la historia del Dr. Krafft y ambos se sobrecogen al verlo aparecer de improviso. Hans Bradt(Ernst Petersen) y su esposa Maria Maioni(Leni Rirfenstahl) comparten la cabaña con “El Fantasma de las montañas”, como la leyenda lo describe. Las reaciones de ambos difieren, Hans lo mira a la vez con desconfiaza y recelo no exento de admiracion mientras Maria se siente fascinada a la vez que se apiada del atormentado montañero. Kraft los observa desde su aislado mundo interior, pero paulatinamente parecen renacer en el sentimientos mucho tiempo desterrados de su corazon. La visita del guia Chirtian anunciando la llegada de un grupo de estudiantes con el proposito de escalar la pared norte del Palü, desata en Kraft la antigua soberbia y decide acometer en solitario la temeraria ascension antes que nadie se le adelante. Hans se ofrece a acompañarle para hacer mas segura la escalada y posteriormente Maria exige acompañarles. Empiezan la ascension mientras el grupo de estudiantes con el proposito de adelantarles enfilan un couloir amenazador. Nuevamente el Föhn cobra el papel de protagonista, provocando un alud que arrastra a todo el grupo al fondo de una profunda grieta. Mientras la cordada del Dr. Krafft alcanza una plataforma de hielo poniendo de manifiesto la superoridad tecnica de Krafft y Maria frente a un Hans vacilante. Al reemprender la ascesion, Hans se empeña en encabezar la cordada, y a los pocos pasos es arrastrado por una caida de bloques de hielo y resulta herido en la cabeza y suspendido en el vacio sin conocimiento. Krafft durante su rescate se rompe una pierna por lo que quedan los tres bloqueados en la plataforma de hielo. Pasan los dias en esta situacion, agravada por una tormenta, esperando socorro. El guia encuentra en la cabaña el diario de la partida y se encamina hacia el Palü para intentar el rescate. Por el camino encuentra el cadaver de uno de los estudiantes al borde de la grieta y deduce que el resto se encuentran en su fondo. Llega al pueblo y organiza una partida de rescate que avanza en la oscuridad iluminados por antorchas.
Al llegar a la grieta fatal divide la partida y mientras se encamina a la cima del Palü en busca de Krafft, el resto se ocupa del rescate de los cadaveres de la grieta. Las escenas del rescate nocturno a la luz de las antorchas son de una belleza fotografica sublime, simulando un descenso al infierno. Paralelamente el aviador Udet lee la noticia en el periodico y toma una avioneta para ayudar a localizar los escaladores perdidos en la inmensa pared del Palü. Arnold Fanck introduce por primera vez el uso de medios aereos para rescates de accidentados en la montaña, mostrando asi una anticipacion del futuro que solamente podia ser fruto de un profundo conocimiento del alpinismo y de las posibilidades de los medios tecnicos modernos. En posteriores peliculas Fanck recurriria de nuevo a Udet para escenificar este medio de rescate como muy util. Despues de varios dias de sufrimiento y gracias al avion son rescatados Hans y Maria, mientras Krafft en un acto de penitencia por sus errores pasados, perece solo en una tumba de hielo para acompañar a su esposa e el reposo eterno.

Describiendo el desarrollo del rodaje se comprende el realismo dramatico de las imagenes; no pueden parecer mas reales, porque son reales absolutamente. El rodaje se desarrollo a lo largo de 25 semanas, de Enero a Junio de 1929, sobre el propio terreno al pie del Piz Palü en la Engandina en el SE suizo cerca de la frontera con Austria. No se utilizo ningun trucaje, y los interpretes no usaron en nigun momento dobles ni especialistas. Poco que ver con cualquier “Star System”. Teniendo como base un campamento, se rodaba durante 6 dias por semana, con uno de descanso. Cada dos semanas se bajaba al pueblo para darse un baño caliente y dormir en una cama llegandose a rodar a 26º C bajo cero. El rodaje por supuesto que fue accidentado: Ernst Petersen, mejor escalador de lo que interpreta en la pelicula, durante el rodaje de su caida se hirio realmente en la cabeza, pasando dos semanas en cama con dieta de aspirinas. Tambien Gustav Diessl tras respetir varias veces la escena de la entrega de su chaqueta bajo un viento glacial real, enfermo y tuvo que guardar asimismo un tiempo de cama con fiebre alta. En un descanso del rodaje , durante un paseo Leni Riefenstahl resbalo cayendo en una grieta. Cuando despues de echarla de menos, la localizaron por fin, fue rescatada con principios de congelacion en los pies. La intrepida alpinista se limito a comentar: “Gajes del oficio”. El aviador Udet preciso que los camaras señalaran su posicion con una inmensa cruz roja confeccionada con alfombras para realizar sus acrobacias al alcance del campo de vision de las camaras. La filmacion de las escenas en la plataforma de hielo se hicieron colocando las camaras en alturas situadas a gran distancia , usando objetivos de gran longitud focal y dando intrucciones mediante lenguage de signos, y asi “ad infinitum”.

Para finalizar destacamos la escenografia de un novel Ladislao Wadja y la maestria de los operadores de camara: Sepp Allgeier, Richard Angst y Hans Schneeberger, completando la labor: el profundo conocimiento del montaje de Arnold Fanck.

  1. Hola Víctor, quiero felicitarte por tu trabajo riguroso, sensible y sistemático en aras de la cultura de montaña, de la que la mayoría cojeamos bastante o mucho. Para mi es un privilegio aprender de tus amplios conocimientos sobre los Alpes, el cine, el arte, el turismo, los libros… Este último texto tuyo me ha parecido muy sugerente tanto por el enfoque como por la fuerza de su contenido. Un placer, de verdad.

  2. Mil gracias por tus palabras. Animan a seguir escribiendo y pensando. Realmente el cine de montaña nos ofrece un mundo apasionante lleno de emociones y subgéneros cargados de cultura, arte e historia.

Los comentarios están cerrados.