en Noruega

Svalbard y Mageroya

¿Os gusta el frío y no soportáis la playa en verano?…¿os gusta montaña y queréis ir mas allá de los Pirineos y los Alpes sin salir de Europa?, ¿queréis pegaros un viaje sensacional con niños a uno de los lugares mas espectaculares que he visto en mi vida?…pues nada…solo tenéis que ahorrar, pues Noruega es un país caro, pero una vez dejamos atrás Oslo o Tromso y volamos hasta las islas Svalbard, en el ártico, se nos van a olvidar los gastos y ante nosotros se nos abrirá un universo de nieve y hielo difícil de olvidar. Ir por libre está casi prohibido, debido a la dureza del entorno y a la presencia de osos polares, por tal motivo, será necesario e interesante contratar o los servicios de un guía o una de las muchas excursiones que nos ayudarán a descubrir Svalbard con calma y seguridad.

Realizando un trekking familiar de varios días, podremos descubrir acantilados poblados por grandes colonias de aves, como gaviotas tridáctilas y araos de pico grueso, focas barbudas sobre el hielo, frentes glaciares de película situados tan solo a unos metros de nosotros…y podremos pasear por la ciudad minera rusa de Barentsburg y disfrutar de las vistas más increíbles sobre sus fiordos. Sin lugar a dudas, el viaje a las Svalbard es una experiencia que sorprenderá a toda la familia, siendo recomendable que los niños tengan experiencia previa en zonas de montaña con abundante nieve y que estén acostumbrados a las bajas temperaturas, incluso en verano.

Las islas forman forman la parte más septentrional de Noruega y solamente tres de las islas están habitadas: Spitsbergen, la isla del Oso y Hopen. La población mas grande es Longyearbyen, donde encontramos la universidad y el aeropuerto situados mas al norte de Europa.

Otro trekking mas que interesante para disfrutar de la naturaleza salvaje con niños y del ártico en Noruega, alejados de turistas y de miradas indiscretas, recorre la isla de Mageroya entera. Para llegar  donde encontramos Honisvag, a una hora del cabo norte en bus (mas o menos). La zona norte de la isla, conocida como Nordkapphalvoya, nos permite descubrir el trekking hasta el cabo norte geográfico, el auténtico (y no el de la bola del mundo). Para llegar hasta el Knivskjelodden (cabo norte) pararemos en el parking de la carretera del cabo norte y nos desviaremos tres horas a pie hacia el N-O, dando un giro al cabo de una hora hacia el norte.

Captura de pantalla 2016-06-01 a la(s) 16.20.06

Todo el sendero está marcado con hitos y en unas tres horas y media nos conduce hasta el punto mas al norte de Europa (sin tener en cuenta a las Svalbard). A nivel de motivación, recomendamos tener a mano libros de leyendas y cuentos noruegos (en inglés) donde se narran las aventuras de varios Trolls por la zona. En Honisvag encontramos esculturas de estos simpáticos (algunos no tanto) personajes que se han convertido en protagonistas de leyendas llenas de magia, misterio y aventura. Sin lugar a dudas, los mas pequeños disfrutarán fotografiándose junto a estos personajes de cuento, convirtiéndose en un interesante material didáctico ideal para completar un buen viaje familiar al norte de Noruega.

Captura de pantalla 2016-06-01 a la(s) 16.20.23

Acampar en el cabo norte real, nos marcó. Es una experiencia maravillosa con niños.

Captura de pantalla 2016-06-01 a la(s) 16.19.52